La vida del médico veterinario Nicolás Fabricio Solano Caraza, quien tenía 38 años de edad, ejecutado de cinco impactos de arma de fuego cuando se encontraba en el interior de su vehículo Volkswagen tipo Bora de color blanco, en la calle 20 de Noviembre de la colonia San Damián en San Martín Texmelucan, la mañana del lunes 20 de mayo, costó 25 mil pesos.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ), a través de la Policía Ministerial del Estado (PME), aclaró el violento crimen y presentó a dos hombres y a una mujer como los autores materiales, mientras que el ejecutor en estos momentos se encuentra a salto de mata, aunque ya se encuentra plenamente identificado.

El informe de la PGJ indica que el médico veterinario seguía sosteniendo relaciones con su exnovia y el esposo de ésta se enteró, por lo que junto con uno de sus primos contactó a un sicario para que perpetrara el crimen, éste les cobró 25 mil pesos —la tarifa de la muerte— y le adelantaron 15, el resto cuando el “trabajo culminara”.

De manera oficial se dijo: “La mañana del 20 de mayo, el Ministerio Público especializado en la investigación de homicidios abrió la averiguación previa 1020/2013/SAN MARTIN, luego de que fuera hallado sin vida, en el interior de un vehículo tipo Bora, el cuerpo de Nicolás Fabricio Solano Caraza quien presentaba varios impactos de bala en el área de tórax y abdomen.

”Mediante labores de investigación se pudo establecer que el crimen se derivó de un problema pasional ya que de acuerdo con reportes policiales, el hoy finado seguía teniendo contacto con su ex pareja sentimental, ahora identificada como Miriam Azucena Rosete Flores, situación que disgustaba a Abraham Ramírez Islas, actual pareja de la mujer.

”En razón de lo anterior, el representante social realizó diversas indagatorias y diligencias que permitieron documentar que Ramírez Islas contactó a su primo de nombre Jorge Flores González para que lo llevara con un tercer sujeto, a quien le ofreció 25 mil pesos a cambio de privar de la vida al occiso, petición que el individuo aceptó. Ello con el consentimiento de Miriam Azucena Rosete Flores.

”Una vez cerrado el trato, los ahora detenidos le entregaron 15 mil pesos en efectivo al victimario bajo acuerdo de que una vez privando de la vida a la víctima le entregarían los 10 mil pesos restantes. Posteriormente lo llevaron al lugar donde se encontraba el ahora occiso por lo que el autor material interceptó a su víctima y le disparó en repetidas ocasiones provocándole la muerte.

”Por lo anterior, Miriam Azucena Rosete Flores, Abraham Ramírez Islas y Jorge Flores González fueron detenidos y puestos a disposición de la representación social quien acreditó su participación en el homicidio.”