Los delincuentes que circulan en motocicletas y que se dedican al asalto a cuentahabientes se pasaron “por el arco del triunfo” los reforzamientos de los operativos de seguridad que han implementado las secretarias de Seguridad Pública del Estado y del Municipio y se llevaron 88 mil pesos en efectivo tras amenazar de muerte a un empleado de la empresa Comercializadora Persianas Gabín, antes de que ingresaran el dinero al Bancomer que se ubica en Plaza Valsequillo.

El asalto a cuentahabiente ocurrió a las 14:30 horas, luego de que la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito del Municipio (SSPTM), a través del Centro de Respuesta Inmediata (CERI), diera el pésame por el estudiante de la UDLAP asesinado para robarle 33 mil pesos y de que se “enorgullecieran” porque la Policía Ministerial detuvo a un hombre de 51 años que intento asaltar un banco con una bomba falsa.

Los dos hombres armados, que iban en una motocicleta de color negro, interceptaron a su víctima cuando estacionó la camioneta de la empresa en uno de los cajones de la plaza comercial Valsequillo Xilotzingo; se colocaron en las puertas de la unidad y no sólo amenazaron de muerte al empleado, sino que le rompieron uno de los cristales para obligarlo a que les diera el dinero en efectivo y luego se dieron a la fuga.

De nuevo, y como es costumbre, tras el robo, al lugar de los hechos arribaron unidades de la Policía Municipal, del Estado y Ministerial, quienes dieron el “paseo” acostumbrado y después de “tirar rostro”, se retiraron; en tanto, el afectado acudió ante el Ministerio Público a presentar su denuncia.