El Presidente Municipal, Eduardo Rivera refrendó en su cargo al Secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Amadeo Lara Terrón, por lo que no hay ningún motivo para despedirlo de su puesto en lo que queda de la administración municipal.

Lo anterior, aseguró que la capital poblana es un lugar seguro para los poblanos y que la percepción de focos rojos por la ola de inseguridad no la comparte con quienes dicen lo contrario.

Ante los cuestionamientos sobre que el hampa ha superado a las autoridades municipales y que en consecuencia diputados del PRI han pedido la cabeza de Lara Terrón al frente de la SSPYTM, el alcalde poblano afirmó que este funcionario se mantendrá en su cargo.

El edil poblano aseveró que se han mantenido los trabajos de coordinación entre los tres niveles de gobierno para hacer frente a la delincuencia en Puebla y con ello, dar mejores resultados a los ciudadanos.

De hecho, destacó que no comparte las opiniones de quienes aseguran hay un clima de inseguridad como nunca antes en el municipio, pues aseguró que han sido mejores los resultados obtenidos en la materia que en años anteriores.

“No comparto estas opiniones, se mantiene el secretario en su cargo, no hay motivos para dar un calificativo a una alerta ya sea negra o roja, pues el tema de la inseguridad tiene sus fluctuaciones que se reflejan no solo en las ciudades sino en todos los estados del país”.

Rivera Pérez aseveró que todas las instancias del gobierno municipal que tienen que ver con el ámbito de la seguridad siguen trabajando coordinadamente para atender problemas como el robo a transeúnte, a cuentahabientes, auto partes entre otros aspectos que son atendidos a petición de los ciudadanos.

Incluso, adelantó que en próximas fechas se reforzará el sistema de vídeo-vigilancia en la capital, pues se hará otra inversión adicional para poner en operación 80 sistemas adicionales en lugares estratégicos para atacar estos delitos de manera frontal.

El presidente municipal reiteró que la inseguridad no ha rebasado a las autoridades municipales, pues en cuanto se dan ciertos acontecimientos violentos se han atendido y se ha llegado al fondo del asunto con la captura de los involucrados.