El secretario general de Gobierno, Luis Maldonado Venegas, aseguró que el cártel de Colima —en referencia al delegado del PRI en Puebla, Fernando Moreno Peña— no desestabilizará las elecciones en la entidad.

Tras una reunión sostenida con el presidente municipal Eduardo Rivera, destacó que los ataques y descalificaciones por parte del Revolucionario Institucional eran predecibles por parte del partido tricolor.

Indicó que los señalamientos y protestas por parte de la dirigencia priista no ponen en riesgo las elecciones del próximo 7 de julio en Puebla, pues la actuación de los representantes del PRI-PVEM durante la firma del Pacto por Puebla es la estrategia que están siguiendo, trata de polarizar la elección.

“Enrarecen el ambiente. Yo no sé cuál sea la marca central, algunos dicen que es el cártel de Colima, que no entiende a la sociedad poblana y que al final lo que trata de hacer es confrontarla.”

El funcionario estatal aseguró que la intención de estos ataques tiene miras a confrontar al gobierno del estado, la sociedad y partidos políticos, toda vez que todos los señalamientos hechos en los últimos días carecen de validez.

El encargado de la gobernabilidad estatal dejó en claro que el gobierno estatal se ha ceñido a los lineamientos legales y respetando los procesos electorales, por lo que pidió denunciar si es que tienen los elementos suficientes.

“La estrategia no la voy a juzgar ni a calificar, pero busca polarizar, busca enfrentar en una contienda electoral en donde la sociedad está ávida de conocer propuestas, y ellos han seguido esa línea estratégica. Lo que sí puedo señalar, porque fue un señalamiento directo al gobierno del estado, es que carecen de validez política y legal.”

Asimismo, Luis Maldonado indicó que las declaraciones priistas claramente enrarecen el ambiente electoral para frenar el verdadero significado de una elección que es más una fiesta cívica que una confrontación.

“Las elecciones son para competir, para tener eventualmente, para tener el contraste de ideas y perfiles, las elecciones deberían ser una fiesta cívica. Hay quienes siguen pensando en la guerra sucia.”

En ese sentido, enfatizó que la conducta de Moreno Valle y del propio gobierno está apegada a la ley, y si alguien considera que se ha cometido una falta, deberán acudir a las instancias legales.

Además, precisó que los últimos estudios de opinión arrojan que la sociedad está cansada y que las campañas “negras” y “sucias” ya no sirven; incluso, destacó que el Ejecutivo local, al firmar el addendum con los partidos, demostró su sensibilidad y compromiso de respeto al proceso local.

Mencionó que el pacto con cada uno de los institutos políticos no establece la inmovilidad del gobierno, por lo que no se va a suspender la prestación de los servicios de salud, educación, ni seguridad.

Luis Maldonado aboga por un proceso electoral limpio y sin “guerra sucia” en la capital; “al final, los más afectados son los ciudadanos”.