Al considerar que en un proceso electoral como el de la capital poblana, en el que el margen de diferencia es corto entre los dos candidatos de las alianzas de partido, es fácil que el ambiente electoral y político se “caliente” y se polaricen las posturas de los actores involucrados, la analista política de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Claudia Ramón Pérez, reveló que es normal que se presente la “guerra sucia”, porque los partidos políticos buscarán la manera de separarse de su competidor, “y lo hacen calentando el ambiente al descalificarse, y eso los lleva a la polarización”.

Desde la perspectiva de la investigadora de esa casa de estudios poblana, las campañas políticas con “guerra sucia” se mantendrán hasta que terminen los comicios que actualmente se llevan a cabo y, aunque no es algo que los académicos y la sociedad en general esperen de sus candidatos, los ánimos seguramente se calentarán cada vez más, en busca de captar la preferencia de los electores.

Para la académica de la UPAEP, las descalificaciones en los procesos electorales deben considerarse como algo normal, sobre todo en comicios en los que la competencia es bastante reñida, como los actuales; además, las votaciones del 7 de julio en el estado de Puebla tienen un ingrediente extraordinario y es que los periodos de gobierno serán muy largos, más de los tres años que tradicionalmente se ejercen en el cargo, “eso modifica un poco las condiciones de los actuales comicios, en relación con otras elecciones”.

Desde la perspectiva de la especialista en análisis político, por el margen en que se presentan las encuestas de la actualidad, es natural que se caliente el ambiente político del estado de Puebla, porque los partidos políticos y sus candidatos tratan de sacar ventaja y llegar en mejores condiciones que sus contendientes al día de las votaciones.

Para la investigadora de la UPAEP, las acusaciones mediáticas que se presentan en la actualidad tienen mucho impacto en la sociedad, sin embargo, dijo que para que los denunciantes logren beneficios electorales a favor de sus candidatos tienen que demostrar lo señalado, porque de lo contrario, el asunto quedará solamente en simples acusaciones en los medios de comunicación.

Desde su visión académica, el hecho de que los funcionarios de gobierno se permitan violentar las leyes y utilizar recursos públicos para apoyar a los diferentes candidatos resulta un asunto delicado, por eso reiteró que es algo que se debe documentar y denunciar ante las autoridades competentes.

Claudia Ramón Pérez dijo que cuando se cierran las contiendas electorales las acusaciones entre los bandos que buscan ganar los puestos de elección popular son más persistentes y cotidianas, “porque se trata de buscar elementos que les permita remontar en las encuestas y abrir la brecha que lo separa y enfocarse al triunfo”.