La Policía Municipal Preventiva (PMP) interrumpió una operación de venta de droga conocida como heroína —que se realizaba en la esquina de la 4 Poniente y la 11 Norte—, entre un presunto vendedor y un comprador; este último al detectar la presencia de los uniformados se dio a la fuga.

Así las cosas, en el lugar de los hechos fue detenido Pedro Diego Arrientos, de 37 años de edad, quien al ser revisado por los uniformados le encontraron en su poder 29 dosis del alcaloide, conocido también como “lagrimas negras” o “curas”, por lo que fue presentado ante el Ministerio Público para que se sigan las investigaciones correspondientes.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) Puebla se encontraban en recorrido cuando una persona les dijo que en la esquina de la 4 Poniente y 11 Norte un sujeto se encontraba vendiendo droga.

Los uniformados se acercaron al lugar y vieron que un par de sujetos se encontraban dialogando y al ver la patrulla uno de ellos se echó a correr sin ninguna causa aparente, por lo que aseguraron a Pedro Diego Arrientos metros más adelante.

Al momento de realizarle una revisión al presunto responsable se le encontró en la bolsa derecha de su pantalón una bolsa de plástico en cuyo interior de encontraron 29 envoltorios denominados “curas” con las características propias de la heroína.

Ante tales hechos, el individuo fue trasladado a las oficinas de la SSPTM Puebla, donde se le practicó su dictamen clínico toxicológico resultando positivo a consumo de opiáceos, para luego ponerlo a disposición de la autoridad ministerial.