El presidente de la mesa directiva del Congreso del Estado, Antonio Gali López, demandó que se “blinde” el órgano legislativo de las situaciones electorales y se trabaje de forma civilizada, sin caer en las descalificaciones que no ayudan a los acuerdos que se necesitan para aprobar reformas.

En entrevista al término se la Comisión Permanente, el legislador pidió poner fin a la “guerra sucia” que se ha presentado durante las campañas y las acusaciones sin fundamente, y señaló que los partidos que integran Puebla Unida se han mantenido respetuosos durante las campañas.

Dijo que a partir del próximo sábado, cuando inicie el segundo período ordinario de sesiones, se espera que haya civilidad por parte de los legisladores, que se trabaje en las iniciativas que necesitan aprobarse para que haya los cambios en el estado.

Consideró que como diputados deben mantener la “cabeza fría” y darse cuenta que tienen una responsabilidad que cumplir y a partir de este sábado que inicia el segundo periodo ordinario de sesiones dejar a un lado las filias y las fobias electorales.

Gali López expresó que los señalamientos entre sus compañeros deben ser maduros pero sin abandonar la crítica, ya que esto es parte de la política.

Aseguró que durante los próximos dos meses de trabajo legislativo, en su papel de coordinador de la mesa y de la bancada del Partido de la Revolución Democrática, no va a ser un obstáculo para las reformas o iniciativas que convengan a Puebla, sin importar qué grupo legislativo las presenten.

Antonio Gali indicó que en el momento en rendir protesta como diputados los colores de los partidos pasan a segundo término y lo importante es que se cierren filas para lograr las reformas que necesita Puebla.

Comentó que reformas que propuso el PRI en los casi dos años y medios de la actual Legislatura han sido respaldadas por unanimidad, ahora se espera que no se contamine la última parte de la Legislatura con cuestiones electorales y se intenten bloquear las reformas.

Recordó que para evitar esta contaminación incluso se suspendió el dictamen de las cuestas públicas de los ayuntamientos, a fin de que éstas no se utilizaran como medida de presión para los alcaldes.

Durante la sesión de este miércoles, los integrantes de la Comisión Permanente del Congreso del estado de Puebla aprobaron por unanimidad los dictámenes que presentó la Comisión de Salud, por el que esta soberanía se adhiere a los acuerdos de la sexagésima tercera Legislatura de Chihuahua, en el que reforman las fracciones II, III, IV, y VI del artículo 115 de la Ley General de Salud y exhortan al Secretario de Salud federal a que realice las gestiones ante el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Prevención y Control de Enfermedades, para incorporar en la Norma Oficial Mexicana NOM-034-SSA2-2002 el estudio de “Tamiz Neonatal Ampliado”, entre otros resolutivos.

Además se sumaron al acuerdo del Poder Legislativo de Michoacán, por el que piden al titular del Poder Ejecutivo federal que instruya al Secretario de Salud federal para crear y poner en marcha un programa específico y gratuito para la prevención, atención y tratamiento de los pacientes que sufren insuficiencia renal y que no cuenten con protección social en salud.

En otro orden de ideas, los miembros del órgano colegiado turnaron la iniciativa del diputado Gerardo Mejía Ramírez a la Comisión de Procuración y Administración de Justicia, para su análisis y el cual reforma el Código Penal del Estado, a fin de establecer medidas que coadyuven a la vulneración de los derechos humanos y prevalezcan mecanismos de protección para las personas, respecto a las prácticas violatorias de sus derechos, particularmente el de las mujeres para vivir una vida libre de violencia.