El Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla y el ayuntamiento poblano firmaron el convenio de colaboración para aplicar acciones concretas en la capital poblana.

Este convenio contempla acciones de mitigación de riesgo en 8 puntos críticos de la capital, el mejoramiento del servicio de agua potable y tratada, la regularización de los comités de agua en las juntas auxiliares, la transmisión de derecho de agua, el desarrollo de un plan maestro pluvial y la dotación del servicio de agua potable a través de pipas en zonas irregulares del propio municipio.

Al respecto, el presidente municipal Eduardo Rivera Pérez también detalló que entre las principales acciones previstas en el convenio se establecen la atención de usuarios a través de un enlace telefónico, elaborar un diagnostico que fije la viabilidad y posibles plazos de los servicios hídricos que puedan ser coordinados por el Soapap, un plan pluvial que permita realizar estrategias de inversión conjunta para la creación de infraestructura pluvial, mantenimiento de rejillas y colectores pluviales.

Asimismo, con el convenio el ayuntamiento de Puebla transfirió los derechos de los pozos conocidos como el Rosario, La Era y San Francisco al SOAPAP, para su administración, gracias a la capacidad técnica y operativa con la que cuenta el sistema operador.

Entre otras acciones destacan: realizar estudios de perforación en pozos ubicados en juntas auxiliares como  San Pedro Zacachimalpa, así como la construcción de colectores pluviales en La Libertad, Romero Vargas, avenida Nacional y Margaritas, Infonavit San Ramón, la segunda etapa del colector de la 105 poniente hasta el Río Atoyac, y 14 sur y avenida Las Torres hasta Chapulco.

Lo anterior por los problemas de inundación que se registran cada año por las precipitaciones pluviales en la capital poblana.

Tras resaltar la importancia de reforzar el trabajo conjunto entre su administración y la dependencia estatal, el edil capitalino dio a conocer que el SOAPAP abastece a los habitantes un promedio de 125 litros de agua diarios por persona, mediante un volumen de extracción —en el 2012— de 116.3 millones de metros cúbicos de agua, distribuidos en 534 mil tomas de casas unifamiliares y comerciales, lo cual equivale a 46 mil 500 albercas olímpicas.