Exceder los límites de velocidad, así como la falta de mantenimiento de vehículos, hace que se incrementen hasta 30 por ciento los accidentes en las principales vialidades de la capital, incluso esto sobrepasa los percances ocasionados por conducir en estado de ebriedad.

En este momento, avenidas como bulevar Hermanos Serdán, 5 de Mayo, 11 Norte-Sur, avenida Las Torres, Vicente Suárez, 14 Oriente, 31 Poniente y un tramo de la Vía Atlixcáyotl son los tramos que más registran accidentes.

Por un lado, éstos se deben a que las personas toman estas vías excediendo la velocidad, lo cual al contacto con los denominados “espejos de agua” ocasiona la pérdida del control del auto y esto provoca el accidente.

Otros elementos que causan estos accidentes son la falta de mantenimiento de los vehículos, mismos que tienen llantas lisas por el uso, no tienen en buenas condiciones los limpiaparabrisas, aires acondicionados, que provocan que se empañen los vidrios y luces apagadas, entre otros factores que al suceder provocan los percances.

De acuerdo con las estadísticas, se registran en promedio 25 accidentes diarios en un día normal, pero en temporadas de lluvias aumenta hasta 30 por ciento, es decir, casi ocho accidentes más.

Al respecto, la directora de Tránsito Municipal, Carolina Zabalegui Velásquez, indicó que este incremento de los accidentes automovilísticos en temporada de lluvias se debe a la falta de pericia de los conductores que sobrepasan los límites de velocidad.

Precisó que exceder la velocidad permitida, combinado con hundimientos en el asfalto, provoca la presencia de “espejos de agua” que al contacto con las llantas hacen al conductor perder el control del vehículo hasta impactarse.

La funcionaria municipal recomendó a los ciudadanos tomar acciones preventivas, como revisar llantas, frenos y limpiaparabrisas de los automóviles, encender las luces en caso de lluvia intensa, conducir a baja velocidad y circular atentas a la presencia de peatones.

Cabe destacar que cada año se realiza un operativo especial por parte de la Dirección de Tránsito Municipal, el cual consiste en implementar programas para la reducción de velocidad de los conductores que circulan, sobre todo en 18 bulevares de la ciudad considerados como los más peligrosos, porque son utilizados como auténticas pistas de carreras.

Entre las vialidades dónde se realizan los operativos se encuentran bulevar Xonacatepec y puente Joaquín Colombres, puente Providencia, puente Rivera Anaya, 14 Sur y Municipio Libre, calle 102 Sur, bulevar Cadete Vicente Suárez, puente de La Margarita, calle 14 Sur y avenida San Manuel, avenida Circunvalación, de Valsequillo hacia 24 Sur, Recta a Cholula y río Atoyac, calle 25 Poniente y río Atoyac.

También bulevar Atlixco y río Atoyac, Municipio Libre, a la altura de la colonia Mateo de Regil, crucero de San Felipe, diagonal Defensores de la República y Vicente Guerrero, privada 64 Poniente, entre 3 y 5 Norte, y distribuidor vial de la Capu, a la altura del centro comercial Sam’s.

Durante la temporada de lluvia en estos lugares se destina personal de la dependencia para disminuir la velocidad de los conductores y realizar adicionalmente una campaña preventiva para los conductores a través de trípticos, mamparas e indicaciones para que en esta época manejen a una velocidad moderada, guarden su distancia entre vehículos y que los limpiaparabrisas, así como neumáticos, estén en perfectas condiciones.

En la información también se recomienda evitar cruzar los “espejos de agua” que se forman en carretera y una de las estrategias es llevar operativos de reductores de velocidad para que los conductores vayan al mínimo permitido.

Además dijo que Tránsito Municipal tiene la presencia anticipada de patrullas y una grúa para alertar a los automovilistas sobre la circulación y evitar accidentes.