Manuel Espino Barrientos, exdirigente nacional de Acción Nacional, anunció que en los próximos días presentará una denuncia ante la PGR contra el candidato a la alcaldía de la coalición Puebla Unida, Tony Gali Fayad, por supuesto enriquecimiento ilícito.

Sostuvo que las evidencias con las que cuentan apuntan a que el aspirante panista puede haber incurrido en el delito de enriquecimiento ilícito y, tras analizar los documentos del caso, la organización que encabeza decidió presentar la denuncia.

“En congruencia con la decisión tomada por la Asamblea de Líderes del movimiento nacional Volver a Empezar, en el sentido de coadyuvar en el combate a la corrupción, en 10 días interpondremos una denuncia en contra de Antonio Gali, candidato a la alcaldía de Puebla.”

Espino Barrientos presentó información que evidencia la incongruencia entre los ingresos económicos y las propiedades inmuebles del exsecretario de Infraestructura del gobierno de Rafael Moreno Valle. 

Asimismo, recordó que Gali Fayad engaña a la opinión pública, destaca el hecho de que reportó ingresos por “actividad empresarial”, que se comprobó jamás existió. También afirmó ser empresario textil y es falso. Estos hechos no sólo fueron mentiras, sino que le permitieron justificar sus ingresos económicos, dijo el exdirigente panista. 

“El pasado jueves 30 de mayo, en red nacional fue transmitido un reportaje que reveló un enriquecimiento inexplicable por el monto de 54 millones de pesos, los cuales fueron acumulados en dos años y medio por el exfuncionario publico estatal José Antonio Gali Fayad, hoy candidato a alcalde en la ciudad de Puebla. Las evidencias mostradas apuntan a que el candidato panista puede haber incurrido en el delito de enriquecimiento ilícito.

”Existen pruebas documentales, consistentes en sus propias declaraciones patrimoniales, que acreditan la comisión de dicho delito. Las pruebas corroboran la información difundida públicamente. Derivado de la declaración patrimonial que en el 2009 presentó Gali Fayad ante el gobierno federal, como delegado regional del SAT en el estado de Puebla, se desprende que poseía 23 millones de pesos en bienes inmuebles, muebles y cuentas bancarias. 

”Ahí, señala que obtuvo ingresos de 203 mil 60 pesos por el cargo público y 960 mil pesos por actividad industrial o comercial. Es decir que sus actividades ‘industriales’ en el 2009 le representaban menos de un millón de pesos anuales.

”En la declaración patrimonial del 2010, mantuvo los mismos bienes y únicamente reportó gastos por un millón de pesos de su cuenta bancaria. Se deduce que su actividad industrial no le genero ingresos. 

”De acuerdo a su propia declaración patrimonial, los ingresos de Antonio Gali en el 2010, como servidor publico, sumaron un 597 mil 489 pesos, y no reportó ninguna entrada de recursos por actividad industrial, comercial, financiera o servicios profesionales.

”En febrero del 2011, al ingresar al gobierno del estado de Puebla como secretario de Infraestructura, cambió su declaración patrimonial. Sólo declaró tener una casa en San Andrés Cholula, dos vehículos y 40% de acciones en Empeños de Puebla. 

”El pasado 24 de mayo del 2013, ya como candidato del PAN a la alcaldía de Puebla, presentó ante notario publico su nueva declaración patrimonial, pero ahora ya por 77 millones 470 mil de pesos, desglosados de la siguiente forma: 37 millones 478 mil 381 pesos en bienes inmuebles, 9 millones 76 mil 509 pesos en bienes muebles, 30 millones 917 mil 144 pesos en cuentas bancarias.

”En el último cargo público en Puebla, donde permaneció más de dos años, tuvo un sueldo bruto de 51 mil 687 pesos mensuales. 

”Cuando estuvo en el SAT en Puebla, en el 2010, José Antonio Gali se ostentó como campesino con domicilio conocido en el ejido de Santa Marta Hidalgo del municipio de Santa Clara Ocoyuacan, por lo que obtuvo beneficios. Así lo señala el título de propiedad expedido por la Secretaria de la Reforma Agraria 9392 y 9393, que fue expedido por el entonces presidente Felipe Calderón el 9 de abril de 2010, donde se le entregan derechos ejidales.

”La supuesta fábrica de textiles de Gali se encontraba en la calle 32 Norte bis número 1036 de la colonia Resurgimiento, la cual en la actualidad se encuentra abandonada y en ruinas desde hace varios años. Las imágenes ya han sido públicamente exhibidas, lo que hace claro que Antonio Gali no pudo tener ingresos provenientes de esa fábrica desde hace siete años o más en que fue cerrada. Y menos aún es posible que en ella haya filmado los spots que usa en su campaña, ostentándose como fabricante de telas.

”Al ser interrogado Antonio Gali sobre su inexistente fábrica textil que ha utilizado para los spots de campaña, reconoció en entrevista que ya no existe desde hace siete años y que fue una empresa de otra persona la que salió en sus comerciales proselitistas.

”Tony Gali confiesa en la entrevista televisada: ‘es una fábrica que estuvo 70 años abierta en la 28 Poniente, luego en la 32 bis Norte, donde también vivimos. Nosotros no seguimos con el negocio textil, vino la cuestión de la crisis, la cuestión de contrabando en telas y rival y hace siete años se decidió cerrar’. De tal manera que el argumento sobre los ingresos empresariales de su fábrica textil de Gali Fayad mediante los cuales logró crecer su fortuna en más de 77 millones de pesos, él mismo confeso ser irreal. 

”Al inicio del gobierno de Rafael Moreno Valle, su secretario de Infraestructura, Antonio Gali, vivía en la calle Privada de Jerez de la Frontera número 5107, de la colonia Estrella del Sur, una colonia media de la ciudad de Puebla, con un avaluó aproximado de un millón 500 mil pesos. 

”A los tres meses del inicio de su gestión, Tony Gali y su familia se mudaron a la zona exclusiva Country Club Golf La Vista. Su residencia aparece en un libro donde se exhiben casas y residencias de magnates y millonarios del mundo, la cual fue valuada en 70 millones de pesos, de acuerdo a la publicación que en su momento fue avalada por Gali Fayad.”