Para el analista político de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Alejandro Guillén Reyes, resulta lamentable que los actores políticos hayan permitido que el proceso electoral que se vive actualmente en el Estado, ya esté judicializado, “por la cantidad de denuncias que se han llevado a cabo entre los contendientes, pero también al interior de los partidos políticos hay denuncias de militantes que no están de acuerdo con la designación de algunos candidatos y por candidaturas comunes”.

Desde la perspectiva del investigador de esa universidad poblana, en las presentes campañas, rumbo a las votaciones del 7 de julio, hay varias denuncias al interior del grupo de los contendientes, como entre los candidatos y esas denuncias ya están en los tribunales, sin embargo, el académico, aclaró que “no debe espantarnos el asunto de la judicialización, porque malo es que no tuviéramos las instituciones a través de las cuales se puedan dirimir los conflictos que se presentan en una contienda electoral”.

Guillén Reyes, recordó que en las presentes campañas electorales, lo que se disputa es el poder político y eso aumenta la intensidad de las contiendas, sin embargo, reiteró que es bueno que existan instituciones que diriman los conflictos, porque si en algún momento, los actores no encuentran eco en las instituciones estatales, pueden acudir a los tribunales federales, “que siempre otorga razones o cancela candidaturas”.