Uno de los varios polvorines que operan en el cerro Zapotecas del municipio de San Pedro Cholula y que cuentan con el permiso de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para la fabricación de juegos pirotécnicos, estalló sin que por el momento se desconozcan los motivos, resultando con severas lesiones dos hermanos, de 9 y 18 años de edad, que los mantienen internados en el Hospital General de Cholula.

Los hechos ocurrieron cerca de las 16 horas del miércoles 5 de junio, y motivaron la movilización de personal de la Secretaría de Seguridad Pública de San Pedro Cholula, así como de la Policía Ministerial, el agente del Ministerio Público Rafael Salinas Quiroz, además de Protección Civil municipal.

También llegaron paramédicos para prestar auxilio a los lesionados y fueron enterados que éstos —Rafael Zacazontle Terrazas, de 18 años de edad, y Pedro, de 9— fueron trasladados por sus familiares al Hospital General, donde reciben atención medica, sin que por el momento se conozca su estado de salud.

Por el momento se desconoce qué provocó la detonación y qué cantidad de pólvora se encontraba dentro del taller, que tenía una superficie de 3 por 4 metros y una altura de 2.5 metros, y el cual quedó totalmente destrozado, sólo quedó un muro donde se aprecia el número de permiso que la familia Zacazontle Terrazas tiene para operar pólvora, siendo el P.G 1786.

Los propietarios de otros talleres pirotécnicos que operan en esa misma zona y con los permisos correspondientes dijeron haber escuchado un fuerte estallido pero que no afectó a sus negocios, ya que éstos tienen las separaciones necesarias, además de que tampoco afectó a la población. Se encuentran ubicados en una zona que la Sedena destinó para este tipo de negocios.