Al asegurar que a la mitad de la contienda electoral 2013 los candidatos a diputados locales en los diferentes distritos electorales demuestran una grave sequía ante los ciudadanos, el investigador Paulino Arellanes Jiménez afirmó que por lo visto en el primer mes de campañas los aspirantes a legisladores carecen de visión, de conocimiento y de un verdadero diagnóstico para generar propuestas diferentes a las que presentan los aspirantes a la alcaldía poblana.

En ese contexto, el analista político de la universidad estatal poblana afirmó que a nadie debe extrañar que los candidatos a una curul en la próxima Legislatura se “cuelguen” del proselitismo que llevan a cabo los dos principales candidatos a la presidencia municipal de la ciudad de Puebla, Enrique Agüera Ibáñez, de la coalición 5 de Mayo, y José Antonio Gali Fayad, de la alianza Puebla Unida, “el problema es que ya estando en la Legislatura puedan ser manipulables por el gobierno del estado y van a tomar actitud de sumisión y se supeditarán a los deseos del gobernador del estado de Puebla, Rafael Moreno Valle”.

Lo que se observa en la casi totalidad de candidatos a una diputación local —agregó el analista político— es que desde el proceso electoral no se observa que tengan la suficiente independencia de los aspirantes a la alcaldía, y por lo tanto no se prevé que puedan conformar una legislatura de propuestas y de crítica ante las acciones de las autoridades poblanas.

Paulino Arellanes afirmó que la situación que se percibe en el estado de Puebla es similar a lo que sucede en el ámbito nacional, y prueba de ello es que el gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, se “cuelga” de las campañas oficiales del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y la lucha contra el hambre es un ejemplo claro de eso porque utiliza las mismas frases, “carece de verdaderos contenidos en sus propuestas”.

El proselitismo que hasta el momento se observa de los aspirantes a una curul en el Congreso del estado de Puebla —agregó Arellanes Jiménez— habla del desconocimiento del papel y de la función que van a desempeñar en caso de ser integrante de la próxima Legislatura, que es legislar y no solamente gestionar.

Es por eso —concluyó— que a falta de contenidos, a los aspirantes a diputados locales no les queda más que aceptar las mismas propuestas de los candidatos a las presidencias municipales y particularmente de la capital del estado de Puebla.

Paulino Arellanes reveló que la actitud pasiva y de pocas propuestas habla de una terrible percepción de las relaciones de gobierno y de órdenes de poder dentro de un sistema político como el poblano, “encuentro una preocupante falta de riqueza, de un verdadero contenido en las propuestas de los candidatos a diputados locales”.