El presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, endureció el mensaje en contra del gobernador Rafael Moreno Valle al pedirle que deje el doble discurso, ya que, por un lado, ofrece respeto a la legislación electoral, pero sus acciones demuestran que el gobierno estatal está involucrado favoreciendo a un partido.

Durante una conferencia de prensa previa a una reunión con senadores, diputados federales y locales, así como dirigentes de organismos priistas, el líder del tricolor rechazó que por esa intervención gubernamental esté en riesgo el Pacto por México, y precisó que “el documento es tan rico que ningún político de medio pelo le va a hacer daño”.

El dirigente del tricolor dirigió su mensaje hacia el Ejecutivo del estado: “Contrasta la actitud caballerosa y atenta que muestra el gobernador del estado, Rafael Moreno Valle Rosas, en las reuniones a las que ha acudido con los presidentes de todos los partidos y el secretario de Gobernación, pero algo muy diferente ocurre en el terreno de los hechos. Hay una preocupante distancia entre el discurso y la actitud, un discurso de legalidad, pero existen otras reacciones, participaciones en eventos que están en el marco del proselitismo y que llevan a cabo los partidos políticos y sus candidatos.