Durante los recorridos de apoyo para indigentes y personas en situación de calle, el DIF municipal ha detectado a personas que se hacen pasar por migrantes para aprovechar y solicitar una limosna o comercializar productos, actividades que están prohibidas por el ayuntamiento.

Lo anterior está complicando el otorgar una mejor atención a personas en situación de calle debido a que estas personas engañan a las personas para lucrar con su supuesta “desgracia” al quedar varados en Puebla durante su trayecto al sueño americano.

Esta actividad se ha detectado en esquinas de cruceros, en donde se han ubicado a personas que supuestamente son migrantes, pero en realidad son personas que simulan serlo para obtener recursos monetarios para consumo personal.

De acuerdo con el director del Sistema Municipal DIF, Joaquín García Vinay, se han identificado personas que son mexicanos pero se hacen pasar por migrantes, literalmente disfrazados con una mochila y una cobija, para sacar provecho monetario de esta situación.

Indicó que aun cuando es difícil identificar a estas personas que no son migrantes que buscan el sueño americano, se han recibido reportes de las personas que se dedican a esta actividad denunciando este hecho.

El funcionario municipal resaltó que se han descubierto a estas personas fingiendo el acento característico de personas centroamericanas que en los últimos meses llegaron a la capital poblana para buscar apoyos económicos para continuar su viaje hacia los Estados Unidos.

“Estamos preocupados porque hay personas que se hacen pasar por migrantes, se colocan una mochila en la espalda, con una cobijita, y fingen un poco el acento, como si fueran centroamericanos.”

En este sentido, García Vinay resaltó que se ha pedido el apoyo de las autoridades correspondientes y de la Secretaría de Gobernación, así como de Seguridad Pública, para regular esta actividad que está prohibida por reglamento.

Al respecto, afirmó que no se puede comercializar o mendigar en la ciudad de Puebla, sobre todo porque se trata de personas que engañan a los ciudadanos con tal de obtener unas monedas.

Sin embargo, aseguró que estas personas han determinado hacer de éste su modo de vida y permanecer aparentemente en la ciudad, cuando la realidad es que en este momento los migrantes que se quedaron varados en la capital ya se retiraron, después de repararse el tren que los lleva a su destino en la zona fronteriza.

Indicó que estas personas son descubiertas cuando se les ofrece el apoyo del Dormitorio Municipal para su atención, pues éstos prefieren moverse de esquinas a esquinas para evadir el apoyo de las autoridades para posteriormente ser descubiertos.

Por ello, aseveró que se ha solicitado la intervención de otras áreas del gobierno municipal para regular esta actividad que se ha desbordado en varias avenidas del municipio y que desvía la atención del personal del DIF municipal sobre personas que en verdad requieren de un apoyo.

Cabe destacar que la presencia de migrantes centroamericanos en la capital registra un aumento hasta de un 25 por ciento.

Estas personas que buscan su sueño americano han visto que una opción para obtener dinero es pedir limosna o vender productos en las esquinas de avenidas principales, situaciones que se requiere reordenar en la capital poblana.

Los bulevares Hermanos Serdán, San Felipe, calzada Zaragoza, diagonal Defensores de la República y 15 de Mayo son los lugares donde más se están registrando este tipo de actividades.