El presidente municipal Eduardo Rivera sentenció que el municipio de Puebla no especulará ni entrará en discusiones estériles para resolver el conflicto territorial entre Puebla y San Andrés Cholula.

El edil poblano reiteró que se debe tener una actitud serena, de responsabilidad legal y de legado histórico para basarse en resolver el conflicto de territorio que por años ha llenado de incertidumbre a los ciudadanos.

“Creo que todos estamos hasta el cansancio de estas discusiones estériles que no han llevado a nada, por eso hay que actuar con serenidad, responsabilidad y sin confrontaciones para aprovechar esta oportunidad única.”

En conferencia de prensa, el alcalde Eduardo Rivera Pérez anunció que se basarán en el Decreto del 62 para defender el territorio de Puebla frente a San Andrés Cholula, porque esta instancia ha sido reconocida por otras autoridades.

El edil celebró que el Poder Legislativo haya entrado en el análisis formal para terminar con los problemas limítrofes entre Puebla con otros 11 municipios, y aseguró que defenderán cada parte del territorio con base en las obras que han realizado en beneficio de la población.

Aseveró que una discusión a fondo sobre el tema podrá darle mayor certidumbre a quienes radican en la zona y que por años han padecido este problema de indefinición de territorio, servicios y pago de impuestos.

Reconoció el esfuerzo del Congreso local para iniciar un análisis que permita una solución definitiva. A la vez, indicó que es necesaria una delimitación física que considere elementos topográficos y geodésicos, así como expedientes históricos, económicos y sociales.

“Reconocemos al Congreso local por asumir la responsabilidad de tomar cartas en el asunto para dar solución a un conflicto que viene desde hace más de 30 años.”

El alcalde poblano destacó que el gobierno municipal se manifiesta a favor de este proceso, el cual ya había sido solicitado con anterioridad.

Por ello reiteró la disposición del ayuntamiento poblano para entregar todos los elementos de prueba que el Congreso determine, bajo los tiempos y particularidades del mismo.

“Hay plazos que deben cumplirse” 
“Los diputados locales del Congreso del estado no podrán echarse atrás en resolver de fondo el tema del conflicto territorial entre Puebla y San Andrés Cholula, o tendrán que asumir el costo político por no dar solución al conflicto”, fue lo que consideró el síndico municipal Ernesto Bojalil Andrade, tras conocer de la determinación de la Legislatura para atender el tema una vez que terminó el proceso electoral.

En entrevista para Intolerancia Diario, el funcionario municipal destacó que la determinación que han tomado los diputados locales es histórica, por lo que la dimensión que se debe dar a este proyecto de resolución es el de no evadirlo, como ha ocurrido en anteriores legislaturas.

Indicó que a partir de este momento hay los tiempos y elementos jurídicos suficientes para terminar, de una vez por todas, este conflicto territorial que se ha prolongado por más de 30 años.

Bojalil Andrade destacó que la determinación que han tomado en el Congreso del estado obliga a no dar un paso atrás en la solución a fondo que por años han esperado más de 35 mil habitantes de la zona de conflicto.

El abogado del ayuntamiento poblano recalcó que a partir de este momento hay plazos fatales que se deben cumplir a cabalidad para que este proceso no se frene, como ocurrió en ocasiones anteriores.

“Hay plazos fatales que se deben cumplir, ya no hay marcha atrás en la resolución de este conflicto territorial con San Andrés, pues esto dará pauta a resolver este mismo problema con otros 11 municipios que colindan con la capital.”

El funcionario municipal consideró que en caso de que los diputados no resuelvan el conflicto en este periodo, tendrán que asumir el costo político que llevarán a incumplir un compromiso no con las autoridades, sino con los ciudadanos que han sido los más afectados por este problema.

“El Congreso del estado debe resolver el tema limítrofe porque el costo político y social sería muy grande para ellos, porque pasarán a la historia como la Legislatura que por fin dio una solución a fondo a favor de los ciudadanos que viven implicaciones graves por esta indefinición.”

Bojalil Andrade aseguró que las condiciones están dadas para que a más tardar en el mes de diciembre de este año se tenga una resolución final al conflicto limítrofe, una vez que se cumplan los tiempos fatales que prevé la ley.

Cabe destacar que a partir de la entrada del caso al Congreso del estado tienen cinco días para notificar a los municipios involucrados en el conflicto, 30 días para ofrecer pruebas, 15 días para alegatos y el resto para los estudios y revisión final de este proceso legal.

Por lo anterior, Bojalil Andrade aseguró que por parte del ayuntamiento se actuará responsablemente y en apego a la ley, no con actitudes de provocación o belicosas que no abonan a la resolución pacífica del conflicto de límites territoriales.

El síndico municipal avaló la determinación del Congreso del estado de retornar los trabajos para buscar una solución definitiva al conflicto territorial entre Puebla y San Andrés Cholula.