Tras el dictamen a favor de las cuentas públicas de Blanca Alcalá Ruiz y del exrector Enrique Agüera Ibáñez, la fracción de diputados del Partido Revolucionario Institucional rechazó que se haya negociado con el ejecutivo del estado, e indicó que sólo se demuestra que hubo un manejo adecuado de las finanzas.

El coordinador del grupo legislativo del PRI, Ernesto Leyva Córdova, rechazó que el voto de la bancada a favor de la cuenta pública del gobernador Rafael Moreno Valle durante la sesión del pleno de la semana pasada haya sido a cambio del aval de los dictámenes de Blanca Alcalá y Enrique Agüera.

Precisó que todo se revisó correctamente y un asunto que aún no se transparenta es el referente al monto del Centro Integral de Servicios, y fue un apunte que se hizo en el documento de aprobación.

Explicó que los argumentos que se presentaron es que el llamado CIS entrará a revisión dentro de la cuenta pública de 2013, y por ello no se contempló en el dictamen de 2012, que se analizó la semana pasada durante la sesión de la Comisión Inspectora.

Leyva Córdova también rechazó que se haya excluido a su dirigente, Pablo Fernández del Campo, del consenso para fijar su postura en torno a la aprobación de la cuenta del gobernador, y afirmó que el dirigente estatal del Revolucionario Institucional sí tenía conocimiento del tema.

Sostuvo que la aprobación de la cuenta pública correspondiente al ejercicio fiscal 2012 estuvo fundamentada en el acuerdo alcanzado por todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso y que en ningún caso se condicionó la votación.

Al insistirle sobre los señalamientos de Fernández del Campo en torno a que no se le informó, señaló que los diputados priistas no necesitan consultar con la dirigencia las decisiones que toman, pero lo que hacen es entablar un diálogo para informar la postura que asumirán durante la discusión en el pleno del Legislativo.

Aseguró que esto no significa que no reconozcan la autoridad de Fernández del Campo como líder estatal del PRI en la entidad, pero dejó en claro que están cumpliendo con la responsabilidad de representar a los ciudadanos.

“Es una decisión colegiada la de los compañeros y todos tienen la libertad de votar como quieran, y por supuesto que se consensúa y se acuerda y en ese sentido lo hicimos. Somos una oposición responsable. Sí se toma en cuenta, sí hay comunicación (…) No hay consulta, hay diálogo, nosotros somos diputados y por supuesto que hay un dialogo permanente y constante y con mucho respeto con la dirigencia.”

Asimismo, Leyva Córdova negó que como coordinador parlamentario haya solicitado al diputado Gerardo Mejía Ramírez que no se presentara a la sesión del pasado jueves para evitar que se opusiera a la aprobación de la cuenta pública del gobernador.

Ernesto Leyva manifestó que el Revolucionario Institucional ha actuado de manera responsable en la Legislatura y el tema de la transparencia y rendición de cuentas es uno de los puntos básicos para que haya gobernabilidad en Puebla.

De las cuenta correspondiente a la Universidad Autónoma de Puebla, señaló que la administración de Enrique Agüera Ibáñez fue calificada por firmas internacionales que reconocieron la transparencia con que se manejaron los recursos en la máxima casa de estudios del estado, y con ello se pone fin a los rumores que se desataron durante la campaña electoral.

Indicó que si hubiera habido irregularidades como las que se señalaron en la campaña “negra”, éstas se habrían detectado en la revisión de la Auditoría Superior del Estado, pero lo que se demuestra es que hay plena honestidad.

Ernesto Leyva sostuvo que los diputados del PRI van a seguir atentos a la manera en que se manejen las finanzas en el estado, para que no haya desvío de recursos.