Los gritos de desesperación de un médico de 55 años de edad que se encontraba amordazado en una casa de seguridad de presuntos secuestradores —en la ciudad de Tehuacán—, además del auxilio de un vecino que escuchó el llamado, llevaron a elementos de la Policía Municipal de Tehuacán y a elementos de la Policía Ministerial del Estado (PME) a rescatarlo. Se dijo que habría al menos seis detenidos.

De acuerdo con los primeros reportes del caso, el médico fue levantado por un grupo de desconocidos cuando circulaba en su vehículo Sentra por la calle 11 Norte, entre la 2 Oriente y Daniel González, para ser llevado a la casa de seguridad que se ubica en la calle 8 Oriente 1303 del fraccionamiento Paseo de San Pedro.

En ese lugar sus captores lo amarraron de pies y manos, además de que le colocaron una venda en la cabeza para que no los pudiera ver, y presuntamente iniciaron las llamadas para exigir un rescate a sus familiares, sin que en ese momento la Procuraduría General de Justicia (PGJ) ni la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) tuviera informes del plagio.

Por suerte, el médico secuestrado pudo liberarse de las vendas que tenía en la boca y al sentir que lo habían dejado sólo comenzó a gritar pidiendo auxilio; un vecino de esa colonia escuchó los gritos y se comunicó al Centro de Emergencia y Respuesta Inmediata de Tehuacan (CERIT) y éstos llegaron al lugar, conjuntamente con personal de la PME, quienes ingresaron a la propiedad y hallaron al profesionista amordazado.

La PGJ no ha confirmado la detención de quienes tenían privado de su libertad al galeno.