El ayuntamiento de Puebla metió un “jalón de orejas” a la empresa “Maurer German Wheels GmbH” encargada de la instalación del Mega ObservatorioLa Estrella de Puebla” para garantizar la seguridad de los usuarios.

A unos días de la descompostura de esta atracción, por instrucciones del presidente municipal, Eduardo Rivera, la Dirección de Protección Civil Municipal obligó a la empresa a reforzar las medidas de seguridad.

La empresa así como las autoridades han realizado reuniones para poder establecer medidas suficientes en materia de seguridad, por lo que tiene que mejorar sus esquemas para evitar alguna desgracia mayor.

En este sentido, el alcalde de Puebla, Eduardo Rivera sentenció que la empresa alemana tendrá que cumplir con todos los lineamientos en materia de seguridad para evitar ser sancionada o en su caso detener el funcionamiento de esta estructura hasta que cumplan.

“Ya instruía a Protección Civil que se reúna con los responsables de la Secretaría de Transportes así como con los de la empresa para obligarlos a cumplir con sus medidas de seguridad y al parecer hay buen entendimiento”.

El edil poblano aseguró que se han tomado las medidas pertinentes para que la empresa cumpla de manera inmediata para evitar incidentes como los ocurridos a principio de semana, en donde tuvieron que rescatar a personas atrapadas en las góndolas.

Rivera Pérez afirmó que después de hacer una primera evaluación por parte de Protección Civil Municipal se determinó que los estudios técnicos no representan riesgos para los usuarios, pero que se tiene que mejorar la operación de esta Noria.

“No se encontraron mayores problemas, pero la empresa está obligada a mejorar sus sistemas de seguridad para que pueda darse la autorización para continuar con su funcionamiento, pero garantizando la integridad de las personas”.

El encargado de gobernar el municipio indicó que todas las condiciones de seguridad han sido verificadas adecuadamente junto con la empresa, misma que ha recibido las recomendaciones oportunamente para que se implementen a partir de que vuelva a funcionar.

El alcalde de Puebla afirmó que la intención de obligar a la empresa a realizar estas correcciones técnicas y de funcionamiento, tienen la intención de que no vuelva a ocurrir otro incidente o que se presente otro peor.

Por ello, Eduardo Rivera sentenció que en caso de que no se cumplan a cabalidad estas recomendaciones, se puede proceder a aplicar la sanción correspondiente de ser necesario.