En un análisis del tercer informe de actividades del gobernador del estado de Puebla, Rafael Moreno Valle, el analista político Paulino Arellanes Jiménez reveló que el mandatario local no presentó la Puebla real, la de la pobreza y la de la exclusión: “Lo que nos mostró no es la Puebla real, la mayoría de las personas afirman que es irreal el informe”.

El politólogo reconoció que la publicidad del gobernador y de su tercer informe se escucha todos los días en medios de comunicación locales y nacionales, por eso, en ese contexto, afirmó: “Dos cosas importantes se deben mencionar, en los tiempos contemporáneos se busca la mercadotecnia política que venden los medios, como el caso de Moreno Valle, sin embargo, se deja de lado la percepción ciudadana, que es la que forma opinión pública y ahí es donde te das cuenta que por mucha mercadotecnia que tengas la percepción de los poblanos no es la misma y es crítica”.

Además, dijo el investigador, se le critica mucho el gasto excesivo en esa mercadotecnia, que no tiene razón de ser, solamente invierte para su imagen y eso no lo posiciona, y sí, al contrario, la percepción de la ciudadanía es que no está de acuerdo en muchas cosas que hace el gobernador del estado de Puebla.

Para el analista político, en la actualidad la mercadotecnia política es un elemento fundamental del gobierno morenovallista y no está mal que la utilice, siempre y cuando no sea abusiva, como se observa ahora mismo, que no sea extremadamente costosa: “Que no sea inconstantemente que estuviese en los oídos y la visión de la ciudadanía, porque eso se revierte, porque cuando se abusa de la ciudadanía, como es el caso, se le puede revertir y ya se le está revirtiendo”. Porque la percepción es que no tiene por qué presumir de las acciones positivas que realiza, porque finalmente es parte de sus obligaciones como gobernante.

Paulino Arellanes Jiménez afirmó que el gobernador del estado de Puebla y todos los funcionarios de los diferentes órdenes de gobierno están obligados a rendir cuentas, porque no deben olvidar que se gastan el dinero de los impuestos ciudadanos: “Si esos recursos no salen a la luz en la mercadotecnia, entonces le están fallando a los ciudadanos, porque en todo caso también debería de informar de temas que fallaron, como algunos puentes que se cayeron, las Estrella de Puebla, que no tiene el éxito requerido, y su frustrado intento de crear el teleférico. Esas cuestiones no salen en la mercadotecnia, la gente se pregunta de qué se trata, esa es la percepción de la gente de la calle, del taxista, del carpintero, del comerciante”.

Los pendientes
Lo que no se puede dejar de lado, aseguró Alejandro Guillén, politólogo de la UPAEP, es que en el estado de Puebla hay obra pública, pero también hay crecimiento en varios rubros. “Puebla, evidentemente tiene avances”, pero apuntó que hay varios elementos que se tienen que considerar dentro de la agenda del gobernador y de los integrantes del Poder Legislativo poblano, “sobre todo la inseguridad y el combate a la pobreza, porque con esos dos elementos puede consolidar un proyecto de futuro, porque son dos aspectos que afectan la convivencia estatal”.

Por su parte, el director de la Maestría en Administración Pública y Políticas Públicas del campus Puebla del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Marlon Santillán Quiroz, aseguró que al mandatario poblano le faltó mencionar los impactos que tienen las grandes obras de infraestructura, es decir, si ya están edificados, qué es lo que esperan los poblanos de esas acciones.

El académico de esa casa de estudios poblana reveló que la asistencia de 22 gobernadores del país refleja que la entidad tiene buenas relaciones con otras autoridades que contribuyen al crecimiento y al desarrollo.

Creciente infraestructura no garantiza desarrollo
El académico del ITESM afirmó que el desarrollo en infraestructura de la entidad poblana logra con la gestión del gobernador Rafael Moreno Valle que no se garantice el desarrollo social de Puebla, porque debe existir un acompañamiento en el desarrollo de las obras y las políticas públicas.

En rueda de prensa, el académico explicó que cuando una persona observa una obra monumental, automáticamente la asocia con el trabajo del gobierno, lo que no sólo lo hace visible para los poblanos sino también para los turistas y esta acción provoca el posicionamiento del gobierno morenovallista.

“La visualización hacia grandes obras, y obviamente hacia mucho desarrollo de infraestructura es porque esto puede posicionar la figura del gobernador no a nivel de la entidad, sino a nivel de todas las entidades y creo que eso es un error que seguimos cometiendo los mexicanos por la falta de educación política que tenemos, porque observamos las grandes obras pero cómo realmente sabemos que estas grandes obras son las que necesita el estado de Puebla”.