El dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional, Pablo Fernández del Campo Espinosa, sostuvo que ellos son una verdadera oposición, sin que esto signifique que se hayan convertido en un organismo bravucón o pandillero, ya que no es su estilo; además, “se actuará de forma inteligente”.

Advirtió que en las comparecencias, a realizarse en febrero, no se aceptarán las cifras maquilladas: “Solicitaremos un informe real del estado que guarda la administración estatal, y que no sólo se dependa de las obras y programas federales”.

Fernández del Campo Espinosa señaló que desde noviembre del año pasado el PRI se ha mantenido como una verdadera oposición: “En los hechos se ha tenido una actitud tanto en el discurso, como en los hechos de equilibrios, de contrapeso”. E indicó: “Así nos vamos a seguir manteniendo”.

“Si algo ganó el PRI en la nueva etapa, incluso antes de las elecciones, fue el ser una real oposición, y esto no es ni ser bravucón ni pandillero, porque no es el estilo del partido pues nosotros somos políticos profesionales y, en ese sentido, entendemos la oposición como leal, inteligente, que asumiendo su papel no se entregue al gobierno del estado y tampoco esté en una actitud de confrontación permanente”.

Señaló que las posturas que se vieron durante el informe y la campaña es el ser la voz de quienes no son escuchados en Puebla, señalar los aciertos pero también lo que aún le falta al estado.

Advirtió que de ese rezago sólo se presentó una muestra el pasado miércoles, ya que fueron solamente cinco minutos, pero basta revisar las cifras de INEGI y Coneval para comprobar que hay rezagos importantes

El dirigente estatal del PRI negó que su partido además tenga un doble discurso, como lo señalaron varias fuerzas políticas durante la sesión donde el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas rindió su tercer informe de labores.

Incluso, aclaró que se mantendrán como una oposición crítica y real que no cederá a ningún tipo de presiones. En este sentido, aclaró ante la prensa que el Revolucionario Institucional impulsará todas las decisiones que no perjudiquen a los poblanos, pues refirió que esa será la línea a seguir.

Al insistirle si se llegará a una confrontación con el gobierno estatal, reiteró que ellos son políticos y quienes entienden la política como una sumisión no son políticos. El dirigente dijo que lo que se demanda es una actitud de respeto, de diálogo permanente con las fuerzas políticas, con el gobierno del estado, con el ánimo de estar tejiendo una agenda común que le sea útil a los poblanos, y precisó: “Si sucede lo contrario, no le estaríamos siendo útiles al PRI y tampoco a los poblanos”.

Advirtió que si alguien se enoja o lo toma de otra forma pues tendrá que rectificar sus actitudes y acciones. Aclaró que los poblanos no quieren confrontación, tampoco distanciamiento, pero la insistencia es que haya un trato de respeto, de altura, equilibrado.

Cuestionado sobre la actitud de seis partidos que dirigieron sus mensajes contra el PRI y recordó que la mayoría de los que hicieron las declaraciones fueron militantes del tricolor o trabajaron en administraciones priistas y ahora critican donde ellos mismos participaron, y lo mejor sería que se compararán contra lo que aún falta por hacer.

Firmeza en las comparecencias
El delegado presidente manifestó que los priistas están en la propuesta, en el análisis, y a partir de febrero se tendrá la gran oportunidad de recibir a los funcionarios de la administración estatal durante las comparecencias.

Indicó que estando frente a frente se podrán dar los argumentos, los números, el sentir de los municipios en el interior del estado que contrasta con el desfile de buenas intenciones y de cifras que se dieron el día de ayer.

El presidente estatal del PRI aclaró que ellos no van a aceptar que se les presenten cifras maquilladas, se pedirán informes reales del estado que guarda la administración pública estatal.

Comentó que hay temas específicos que se abordarán con los secretarios de la administración morenovallistas, entre ellos el desarrollo social, la pobreza, el manejo que se ha hecho del tema agropecuario.

Precisó que se analizará qué de todo aquello que se señala que se ha hecho corresponde a recursos federales una vez que hay una extraordinaria intención de aterrizar más recursos para Puebla como lo han demostrado los diputados federales del PRI, el propio presupuesto de la Federación, hay que ver en los hechos cuánto fue la inversión estatal real.