Productores cañeros de la región de Izúcar de Matamoros —una de las zonas de más alta producción en el país— mencionaron que nuevamente este año les irá mal con la zafra, ya que el precio de la azúcar no logra repuntar.

Ante la crisis económica que padece la industria azucarera en México, los productores cañeros de la región de Izúcar de Matamoros han visto colapsada su economía, por ello algunos aseguran que cambiarán sus cultivos.

Debido a lo anterior, son un gran número de productores cañeros los que ya piensan en cambiar sus cultivos a productos que les reditúen mejores ganancias.

Y es que tan sólo para este año se prevé que para la industria azucarera sea complicado nuevamente como el anterior. Datos obtenidos por las organizaciones cañeras revelaron que en años anteriores las preliquidaciones fueron de 550 pesos la tonelada de caña, y en la zafra 2012-2013 cayó hasta en 509 pesos. Durante esta reciente zafra 2013-2014 las preliquidaciones están en 450 pesos.

Cañeros expresaron que el pago de las preliquidaciones es “un bajón fuerte”, pero pretenden que éstas queden arriba de 500 pesos por tonelada de caña. Se estima que el karbe, hasta el momento en la presente zafra, es 5 kilos arriba que la zafra pasada.

Es importante detallar que existe incluso un campo con 10 mil toneladas que aún no son contratadas, por ello los cañeros buscan que en esta zafra el ingenio establezca un día más de molienda para poder procesar dichas hectáreas de caña y que no se queden sin ser cosechadas.

Ante la caída del precio de la azúcar, aun en esta zafra los cañeros sembraron la vara endulzante, sin embargo, todo apunta a que el próximo ciclo las hectáreas cosechadas podrían disminuir.

Hasta el momento, los cañeros aseguran que si la caña deja de ser redituable, cambiarán de cultivos y se dedicarán a sembrar otros productos que dejen mayores ganancias.