Para el presidente municipal Eduardo Rivera, los enfrentamientos que se están registrando a nivel nacional entre Gustavo Madero y Ernesto Cordero, por la dirigencia nacional del PAN, afectan la unidad del panismo.

“Después de perder la Presidencia, es un desacierto que haya este tipo de confrontaciones y todos deberíamos hacer un esfuerzo por construir la unidad y hay que tener cabeza fría y entender que la responsabilidad es más alta que dirigir a un partido político. Debemos ser, a nivel federal, un punto de equilibrio y con una crítica responsable y seria al gobierno”.

En ese sentido, señaló que hoy más que nunca se necesita de “cabeza fría” para tomar las mejores decisiones y motivar la participación de la militancia en la renovación de la dirigencia nacional.

Rivera Pérez consideró un desacierto que se estén ventilando las diferencias en los medios de comunicación, pues no ayudan a la unidad que tanto requiere Acción Nacional.

“Es importante convocar e invitar que siempre haya responsabilidad de los actores, no nos ayudan en Acción Nacional que este tipo de diferencias se estén ventilando a los medios de comunicación sin tener una solución concreta.”

Por lo anterior, invitó a todos los actores a conducirse responsablemente porque las acusaciones no ayudan en Acción Nacional, por el contrario, dividen y provocan fracturas.