El delegado de la Sagarpa en Puebla, Alberto Jiménez Merino, indicó que aún no recibe la propuesta oficial para dirigir al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el estado; sin embargo, se dijo dispuesto como “soldado del priismo”.

En entrevista para Intolerancia Diario, reconoció que el PRI pasa problemas y que está en estos momentos "disperso", por lo que se debe retomar con la unidad. Indicó desconocer de dónde salieron las versiones periodísticas que lo marcan como el próximo presidente del Comité Directivo Estatal del tricolor en Puebla, pero aceptó que le interesa el cargo.

“No sé de dónde lo sacaron, aún no tengo ninguna señal, no tengo ninguna indicación, estoy trabajando en Sagarpa, muy intensamente, atendiendo la Cruzada Nacional Contra el Hambre”, comentó el funcionario federal.

“Repito lo que les he dicho a mis amigos que me han hecho el comentario, a algunos militantes, que si el PRI me necesita, yo estoy puesto, pero hasta ahí llega la situación, no hay más”, aseguró.

“Yo soy un soldado del PRI y he estado y estaré donde me necesite”, añadió al asegurar que no ha tenido pláticas sobre el tema con las cúpulas priistas nacionales.

“No aún no, yo creo que esto ha sido parte de comentarios locales, de comentarios de algunos militantes, pero aún no se ha establecido ninguna comunicación”, dijo el exsecretario de Desarrollo Rural en los sexenios de Melquiades Morales y Mario Marín Torres.

—Personalmente, ¿le gustaría el cargo?

—Personalmente, me gustaría seguir sirviendo a Puebla. Personalmente, me gustaría atender la responsabilidad que más le convenga a Puebla, a mi partido, por eso siempre me he declarado como un soldado.

—¿Cómo ve al PRI en el estado, necesita una renovación inmediata?

—Me parece que tendremos, entre todos, sea quien sea el dirigente, integrarnos, consolidarnos, ir a buscar a los que se han ido. Necesitamos confirmar y reafirmar lealtades, intensificar el trabajo y tener muy presente que sólo la unidad nos podrá devolver triunfos que hemos dejado ir.

—¿Sí hay tiempo de recuperar esos triunfos de antaño para el 2015?

—Yo creo que sí. Se requiere de mucho trabajo, se requiere de mucha unidad y me parece que quien llegue a la dirigencia tendrá esta enorme tarea.

—¿Está resquebrajado el PRI? ¿Por eso requiere de unidad?

—Creo que ahorita está disperso; cuando hay resultados negativos es muy común que empiecen primero a echarse culpas unos a otros, hay desmoralización y creo que se requiere, por tanto, que todos nos integremos, que todos tengamos como meta inmediata el 2015, para que podamos consolidar, recuperar, la fuerza de México que es el PRI.

—¿Tiene en agenda próxima una reunión con las cúpulas priistas nacionales o locales?

—No por el momento, ahorita voy a iniciar una reunión de operación de reglas 2014, de la Subsecretaria de Desarrollo Rural y de la Subsecretaria de Competitividad. No estamos dejando de trabajar, estamos haciéndolo con mucha responsabilidad, como lo hemos hecho en otras con anterioridad.

“Nuestra preocupación mayor es la pobreza de la gente, la alimentación de las personas, y para ello estamos fuertemente trabajando en la Cruzada Nacional Contra el Hambre. Creo que en eso hace falta mucho trabajo, afortunadamente hay avances y en eso estamos metidos por ahora, reiterando mi disposición para de ser necesario afrontar cualquier posición que mi partido requiera”, dijo finalmente.