Al asegurar que con la integración de la LIX Legislatura, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) está ante la gran oportunidad de jugar el papel de verdadera oposición en la entidad poblana, la analista política de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) Claudia Ramón Pérez reveló que por la postura crítica de la diputada Silvia Tanús Osorio, en el primer día de actividades legislativas, el tricolor “tiene una oportunidad muy buena, de jugar un papel importante, porque si nos vamos a ver por partido, ninguno tiene la mayoría y tienen que cerrar filas, hacer negociaciones, aunque si se mantiene la mega-coalición, difícilmente habrá oposición”.

Lo que se espera para los próximos años, dijo la catedrática de esa casa de estudios poblana, es un PRI crítico pero propositivo, porque solamente de esa manera puede enriquecer el debate y entonces todos los poblanos saldrán ganadores: “El papel que juega es importante, y lo mismo pasará con el resto de los partidos políticos con las propuestas del PRI”.

Aunque no aseguró que se puedan generar las condiciones de equilibrio siempre que haya independencia de los diferentes partidos políticos que integran la Legislatura actual, Ramón Pérez apuntó que la entidad poblana vivió una Legislatura pasada en la que se aprobaron muchas propuestas: “Me hubiera gustado ver más debate en algunos temas, pero me parece que hay otros que eran necesarios, podemos ir caminando en la medida en que esos partidos enriquezcan el debate legislativo, al final de cuentas los congresos son el lugar en que se generan las discusiones y me parece que a veces es lo que ha faltado”.

Lo que tiene claro, dijo la investigadora, es que hay una gran oportunidad para todos los partidos políticos de realmente contribuir al desarrollo; en caso concreto, el del estado de Puebla.

Sano, que partidos prevean las suplencias
La politóloga de la UPAEP recordó que la ley contempla la forma en que se presentan las suplencias y cuando los partidos políticos registraron sus listas preveían quiénes podían entrar con esos movimientos, como el caso de Fernando Manzanilla, “un caso desconcertante hasta cierto punto”, y de los distritos uninominales.

Por eso, reveló que si se revisa la conformación de la LIX Legislatura por partido político ninguno tiene la mayoría, por lo que se hace necesario negociar entre ellos y mantener la mega-coalición. “Si la mantienen funcionarán, muchos de los acuerdos saldrán adelante”, porque las iniciativas pueden llegar del Poder Ejecutivo: “Aquí, la cuestión será las discusiones en que se llevarán a cabo, si se mantiene la coalición el Congreso se comportará similar al anterior”.

De lo contrario, apuntó que si se rompe esa coalición se pueden generar mejores equilibrios: “Creo que en la medida en que puedan negociar pueden sacar cosas muy benéficas para el estado y eso sucede en general, lo interesante será el debate que pueda generarse entre las diversas fuerzas, pero también será interesante, seguir el papel del PRI como partido de oposición, lo que no quiere decir que va a frenar todas las iniciativas, independientemente de dónde vengan, si contribuyen a una mejora tendrán que discutirse”.