‎Un hombre de 35 años de edad, presunto dueño de un deshuesadero, murió desangrado en el área de urgencias del IMSS de San Salvador El Seco, tras haber sido herido de un balazo en la pierna cuando iba a bordo de su vehículo Gran Marquiz y fue interceptado por dos sujetos que viajaban a bordo de una camioneta tipo Silverado.

El vehículo Marquiz del hoy occiso, identificado con el nombre de Carmelo Antonio Juárez, quedo abandonado en el kilómetro 36 más 500 de la carretera federal El Seco-Zacatepec, lugar a donde se trasladaron elementos de la Policía Ministerial del Estado (PME) y del Ministerio Público de Ciudad Serdán para realizar las investigaciones correspondientes.

De acuerdo al parte informativo, Antonio Juárez fue localizado herido, por vecinos de la zona, que de inmediato lo trasladaron al IMSS del Seco, este les dijo que dos sujetos que iban a bordo de una camioneta Silverado lo habían seguido y le habían disparado, aunque no les dijo los motivos.

El hombre a los pocos instantes de haber ingresado al nosocomio falleció porque ya había perdido mucha sangre, por lo que personal de trabajo social dio parte al Ministerio Público para que se realizaran las respectivas investigaciones.