El representante de la expresión Alternativa Democrática Nacional, Hilario Alonso, advirtió que el Partido de la Revolución Democrática se encuentra ante su última oportunidad para recuperar la credibilidad que se ha perdido ante los últimos acontecimientos, tanto en Puebla como a nivel nacional.

Tras aclarar que ellos no han roto con la nueva dirigencia estatal que encabeza Socorro Quezada Tiempo, además de que tienen tres espacios dentro del Comité Directivo Estatal, señaló que una oportunidad que se tiene podría ser si se reencausa por el camino de la izquierda.

Dijo que eso puede rescatar la credibilidad del partido, y esa es la última oportunidad que puede tener el partido ante el panorama que se enfrenta.

Pidió que la nueva dirigencia del PRD devuelva a los ciudadanos la credibilidad que se ha perdido por la profunda crisis que se enfrenta.

Sobre los espacios que aceptaron el pasado sábado durante la instalación del Consejo Estatal, aclaró que ellos no pidieron regalos ni negociaron, e indicó que son espacios que se ganaron, por ello no se tomó otra decisión.

Manifestó que aceptaron las reglas y siguen con el procedimiento de acuerdo a lo que marcan los estatutos.

Reiteró que, ante la situación que se vive en el país, no pueden cerrarse los ojos, se vive una crisis profunda y amplia de credibilidad no sólo en Puebla, sino a nivel nacional.

Reiteró que se espera que quienes tomaron la dirección asuman una nueva actitud con inclusión de que se formulen propuestas a favor de la población, de condena a las políticas públicas contrarias a la población.

El pasado sábado durante el consejo estatal, la presidenta estatal Socorro Quezada destacó la unidad que se logró en los últimos días, cuando a diferencia de hace dos años, cuando Alternativa Democrática Nacional no quiso sumarse al comité, en esta ocasión sí y serán tres los espacios que se tengan.

Señaló que los verdaderos adversarios no están dentro del partido y las diversas expresiones que trabajan serán respetadas.

Indicó que consejeros de IDN ingresaron al consejo, ya que respetan a su líder, Jorge Méndez, pero no están de acuerdo en que sean excluidos del trabajo, y ellos tuvieron una posición en el nuevo comité.

En ese mismo evento, la presidenta estatal del Partido de la Revolución Democrática, Socorro Quezada, demandó que ya no haya otro Ayotzinapa ni candidatos del PRD ligados al crimen organizado, y advirtió que hay un gran desafío para el Sol Azteca en la situación actual que se vive.

Socorro Quezada Tiempo ofreció a todas las corrientes un "borrón y cuenta nueva", luego de haber sido electa como nueva presidenta de esta fuerza política en Puebla y reconoció la presencia de las expresiones Alternativa Democrática Nacional e Izquierda Democrática Nacional en el evento.

Luego de constantes enfrentamientos en la instalación de los anteriores consejos, los perredistas, sin contratiempos y con el voto unánime de los consejeros estatales, eligieron el Comité Directivo Estatal del Sol Azteca para el periodo 2014-2017, encabezado en la presidencia por Socorro Quezada, mientras que en la secretaría general, por Carlos Martínez Amador.

Con el tema Ayotzinapa, presente mismo que ha desprestigiado al PRD por haber postulado al presidente municipal de Iguala, Quezada Tiempo insistió en que es una mancha que tiene que condenarse en el partido, pero sobre todo que nunca más vuelva a ocurrir.

Socorro Quezada dijo que su llegada marca el inicio de una nueva forma de dirigir a este partido, y su prioridad será unificar a los diferentes grupos y cerrar filas de cara a la elección federal del próximo año. 

Manifestó que mantendrá un diálogo abierto con todos los liderazgos de su partido, para acabar con las confrontaciones innecesarias y retomar el rumbo como un partido de izquierda que verdaderamente represente los intereses de los ciudadanos.