Cincuenta y tres mujeres fueron asesinadas en Puebla por violencia de género, tipificado como feminicidio, pero sólo un caso se ha resuelto, el de Karla López, y eso porque la conductora Laura Bozzo intervino.

Esta situación de desamparo, tortuguismo e indiferencia contra este tipo de crímenes generó una protesta más contra la Procuraduría General de Justicia (PGJ), la cuarta de este año.

Ahora el clamor fue por la cabeza del titular de la dependencia, Víctor Carrancá Bourget. “Si no puedes, renuncia”, exigió el padre de una de las 53 víctimas, en la entrada de la oficina del funcionario.

Este año, de acuerdo con registros hemerográficos que ha recabado el Observatorio de Violencia Social y de Género, de la Ibero, hasta octubre se registraron 45 casos de asesinatos de mujeres en Puebla.

La verdad es que no hay cifras oficiales ni correctas o incorrectas, lo que sí es seguro es que cada semana se escucha de por lo menos una mujer muerta salvajemente por violencia en cualquier punto del estado.

Esta situación derivó en que este domingo, al mediodía, las oficinas de la PGJ fueran clausuradas simbólicamente por un contingente de más de 300 mujeres.

En la denominada Marcha de las Putas se bloqueó por unos minutos desde el zócalo de la ciudad hasta la 31 Oriente y bulevar 5 de Mayo.
Esta marcha se llama así al afirmar que la palabra “puta” pudiera haber sido la última que escucharon las víctimas.

La Marcha de las Putas es una movilización callejera que se da en numerosos países occidentales, como forma de protesta contra las violaciones de los derechos que viven las mujeres en los diferentes espacios públicos y su vulnerabilidad frente a los embates sexuales del sexo opuesto.

Ahora, en esta cuarta marcha, organizada por la asociación civil El Taller, la consigna principal fue: “Si asesinas a una, nos levantamos todas”.

Gabriela Cortés, activista e integrante de este grupo, indicó que el momento en que se dice que a una mujer la secuestraron, violaron o mataron, fue por su culpa, por salir de noche, por salir vestida así, por ir sola.

“Se está criminalizando a la mujer, dejando a un lado toda la carga machista, patriarcal y misógina que contienen frases como ésta. No queremos el número de feminicidios, queremos el número de asesinos castigados”, insistió al recordar los crímenes sin criminal detenido.

Estas acciones se dieron en el marco el Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer, que se conmemora el 25 de noviembre.

En esta protesta se llevaron a 10 mujeres llevando cruces con espejos. Los espejos son para la identificación con los feminicidios, para reflejarse y saber que esa mujer podría ser cualquiera, que no son casos aislados, que no le pertenecen más que a las víctimas.

Además, se colocaron cartulinas en a la PGJ, nombrando cada uno de los casos de asesinato sin resolver.

Además, cinco personas representaron a cinco feminicidas, y otro número similar a varios personajes del Estado, como parte del sistema que está protegiendo a los feminicidas e ignorando la problemática, incluyendo a autoridades de gobierno y del mismo clero.

***

“Comete el delito de feminicidio quien por razones de género priva de la vida a una mujer”. Y establece como “razones de género” las siguientes: “odio o aversión a las mujeres”, “celos extremos”, “cuando existan datos que establezcan en la víctima lesiones infamantes, violencia sexual, amenazas o acoso, tormentos o tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

Este año, de acuerdo con registros hemerográficos que ha recabado el Observatorio de Violencia Social y de Género, de la Ibero, hasta octubre se registraron 45 casos de asesinatos de mujeres en Puebla.

Hasta mediados de junio de 2014, la PGJ reportó 119 mujeres desaparecidas en Puebla, de acuerdo con una información solicitada por  Aranzazú Ayala, de Lado B, en un reportaje con el mismo nombre.

“Las mujeres desaparecidas son menores de edad, adolescentes, exigimos una respuesta; si el destino final de algunas mujeres es la trata con fines de explotación sexual, más son encontradas muertas, y ¿las demás? ¿Qué está haciendo el Estado para encontrarlas?”.

Puebla es un estado de tránsito y por su colindancia con Tlaxcala tiene también altos índices de trata.

Pero debido a que el móvil principal es el enamoramiento, es difícil tener la certeza de si las mujeres se encuentran en esa condición o no, por falta de denuncias.

En Puebla, de acuerdo con el diagnóstico nacional sobre la situación de trata de personas en México, en el 2013, de las 33 averiguaciones previas por el delito de trata, sólo se obtuvieron dos sentencias.

No hay cifras oficiales de fenómenos tan graves como estos, y menos las hay de otros mucho más naturalizados e invisibilizados, como el acoso sexual callejero y el hostigamiento sexual en los ámbitos laboral y docente.

“Nos preocupa que las mujeres no podamos gozar de nuestro derecho a una vida libre de violencia, prácticamente en ningún espacio: ni en el espacio público, esto es en las calles, en nuestros trabajos, en nuestro lugar de estudios, y mucho menos en espacios institucionales”.

Éste es el caso de la violencia obstétrica tipo penal, que no existe en nuestro estado. Sin embargo, diariamente las mujeres son víctimas de abusos y malos tratos en momentos tan delicados como el embarazo, parto y puerperio.

Este fenómeno, aunque ha sido estudiado en México a lo largo de 25 años, no está regulado más que por la Norma Oficial Mexicana 007 y nuevamente cada estado difiere en cuanto a la tipificación como delito.

Sin embargo, del 2000 al 2012 la Comisión de Arbitraje Médico registró cerca de 2 mil 900 quejas del área de gineco-obstetricia y México ocupa el cuarto lugar en cesáreas no indicadas.

“Estas alarmantes cifras sólo evidencian que para la sociedad patriarcal y machista en la que vivimos, las mujeres seguimos siendo objetos en posesión de sujetos, que nuestros derechos humanos, sexuales y reproductivos siguen siendo violados en todos los ámbitos en los que nos movemos”.

La modalidad de violencia familiar, la cual sí se encuentra tipificada en nuestro estado, es un fenómeno tan naturalizado que las mujeres muchas veces no identifican como violencia lo que sí es.

Los celos, el control, el chantaje, la manipulación, el control de los tiempos, el dinero, las amistades, hechos que van en aumento y posteriormente deriva en insultos, humillaciones, descalificaciones, golpes, infidelidades, abandono, hasta amenazas de muerte o el feminicidio.

“Lo que nos lleva a levantar la voz una vez más en cómo las mujeres seguimos siendo vulneradas en el espacio privado, por parte de nuestras parejas y exparejas.

”En Puebla, de acuerdo con la Endireh, 48.6 por ciento de las mujeres de 15 y más años somos víctimas de un incidente de violencia por parte de nuestro novio, compañero o esposo en algún momento de la  relación.

”Reconstruyéndonos como mujeres levanta su voz ante la magnitud de estos problemas, la omisión y vacíos del Estado, y la invisibilización que la sociedad hace de la violencia de género en contra de las mujeres, por ello denunciamos que la violencia obstétrica, la trata de mujeres con fines de explotación sexual, el hostigamiento sexual en el ámbito laboral y docente, el acoso sexual callejero, y la violencia de pareja nos están matando, están cobrando vidas y están mermando la calidad de vida de las mujeres en Puebla”.

El caso Karla
El asesinato de Karla López fue el único hasta la fecha resuelto por la PGJ, caso que conmovió a Puebla y el país al llegar la historia con la conductora de reality show de Televisa Laura Bozzo.

Karla fue asesinada por su pareja por negarse a abortar. Esto derivó en la indignación y presión hacia las autoridades poblanas, quienes finalmente, tras una investigación, lograron detener al homicida.


Crímenes impunes
1.- Desconocida de 16 años, encontrada en las inmediaciones de la carretera federal a Santa Inés

2.- Desconocida de 25 años, encontrada en calle Munich, en Guadalupe Víctoria.

3.- Ana María de 87 años, encontrada en calle Centenario 125 colonia Centro

4.- Mafer Mireya de 67 años, encontrada en 2 Oriente 2114 Fovissste El Rosario

5.- Lourdes de 23 años, encontrada en barrio de San Agustín Calvario

6.- Desconocida de 25 años, encontrada en San José El Aguacate.

7.- Adriana, encontrada en Prolongación de la 14 Sur

8.-  Desconocida, encontrada en Ejido Pequeña Propiedad

9.- Reyna de 48 años, encontrada en Santa Clara,

10.- Desconocida, encontrada en kilómetro 74 de la carretera federal Puebla Tehuacán

11.- Areli de 29 años, encontrada en el hospital integral de Xalacapan

12.- Magaly de 35 años, encontrada en 54 poniente 3511 colonia Nueva Aurora.

13.- Patricia Emilia de 60 a 65 años, encontrada en colonia La Paz

14.- María de Lourdes de 47 años, encontrada en barranca de San José Xaxamayo.

15.- Nohemi Janet de 28 años, encontrada en la colonia El Vergel

16.- Karla, 31 años, encontrada en Tlahuac D.F

17.- Irais de 23 años, encontrada en inmediaciones del relleno sanitario de Puebla

18.- Ana Lidia de 35 a 40 años, encontrada en Puente Centenario

19.- Martha Gabriela de 29 años, encontrada en Alta Vista.

20.- Judith de 23 años, encontrada en Parque Loro.

21.- Desconocida de 20 a 25 años encontrada en San Juan Xiutetelco

22.- Laura de 22 años, encontrada en Tlaxcala.

23.- Adriana de 33 años, encontrada en calle Tierra y Libertad MZA  64 Lote 29

24.- Hayde Araceli de 51 años, encontrada en calle SCT colonia FSTSE.

25.- Ana Yanery de 15 años, encontrada en Ejido Palo Gacho

26.- Desconocida, encontrada en limites del municipio de Texmelucan.

27.- Desconicida, encontrada en kilómetro 64 de la carretera federal a Tehuacán.

28.- Carolina de 65 años, encontrada en la colonia Centro.

29.- Anahi de 17 años, encontrada en colonia Los Molinos.

30.- Clara de 86 años, encontrada en Hospital General de Acatlán.

31.- Angela de 34 años, encontrada en San Jeronimo Tecuanipan.

32.- Desconocida de 35 a 40 años, encontrada en Cascada.

33.- Desconocida, encontrada en Paraje San Francisco.

34.- Patricia de 27 años, encontrada en San Bernardino tepenene.

35.- Olga Nayeli de 37 años, encontrada en Huaquechula.

36.- Desconocida de 26 años, encontrada en orilla del río Atoyac.

37.- Desconocida de 40 años, encontrada en Paraje de San Juan y los Cantiles.