El senador panista Ernesto Cordero Arroyo analizará la posibilidad de que comparezca ante la Cámara Alta el gobernador Rafael Moreno Valle, ante el incumplimiento de las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En rueda de prensa, los representantes del Movimiento de Alternativa Social, Marco Antonio Mazatle y Ricardo Jiménez Ávila, señalaron que fueron recibidos por el senador de Acción Nacional a más de dos meses de que la CNDH emitiera las recomendaciones por el caso Chalchihuapan.

Señalaron que el legislador se comprometió a revisar el caso toda vez que la ley establece que en caso de que haya un incumplimiento de las recomendaciones procede llamar a comparecer al responsable.

Indicaron que también se reunieron con la senadora Dolores Padierna, del Partido de la Revolución Democrática, misma que hizo el mismo ofrecimiento para que se solicite la comparecencia.

En tanto, el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) reiteró la solicitud de pedir al Senado de la República la desaparición de poderes en Puebla, toda vez que se vive un régimen autoritario donde hay una concentración del poder en la figura del gobernador, mismo que ha armado un circo mediático luego de ejercer acciones de represión.

El representante nacional de Morena, René Sánchez Galindo, reiteró que, en un análisis que se ha hecho, se ha adoptado un modelo no republicano sin la división de poderes, toda vez que el órgano legislativo se ha convertido en una simple oficina de trámites del Poder Ejecutivo, que envía iniciativas que se aprueban sin una discusión.

Comentó que se está pidiendo el respaldo de la sociedad para que los senadores realicen el juicio político

Sánchez Galindo dijo que, ante el cumplimiento a las recomendaciones de la CNDH, las violaciones en el procedimiento con Ley del Agua del Estado de Puebla, la de Expropiación, y la “ley Bala”, entre otras, el caso será llevado ante el Senado de la República, de comprobarse que el órgano legislativo se ha convertido en una oficina de trámites del Poder Ejecutivo, perdiendo su autonomía y, por lo tanto, se solicitará la desaparición de poderes.

Dijo que existen los elementos, ya que se cuenta con los acuerdos de admisión presentadas por el gobernador, así como con los oficios que remiten las leyes aprobadas al periódico oficial del estado en cuestión de horas o días, con lo que se comprueba que el Poder Legislativo simplemente acata las órdenes del ejecutivo.

Comentó que conforme a las condiciones que se señalaron se encuentra un hecho más grave, que es la represión, un niño muerto, cien lesionados, 37 presos políticos, 34 detenciones arbitrarias y tres detenidos por dar like en el Facebook, cifras que demuestran la represión que se vive en el estado, además de que el Poder Judicial le regala órdenes de aprehensión, de cateo y aceptan todo tipo de detenciones, y cierran los ojos ante la fabricación de pruebas.

Al preguntarle de los elementos legales, dijo: “Y si se analiza el artículo 76 constitucional, se verá que en esta ocasión Morena tiene la razón, ya que el Poder Legislativo no existe.

”Son facultades del Senado: declarar, cuando hayan desaparecido todos los poderes constitucionales de un estado, que es llegado el caso de nombrarle un gobernador provisional, quien convocara a elecciones conforme a las leyes constitucionales del mismo estado. El nombramiento de gobernador se hará por el senado a propuesta en terna del presidente de la república, con aprobación de las dos terceras partes de los miembros presentes, y en los recesos, por la comisión permanente, conforme a las mismas reglas. El funcionario así nombrado, no podrá ser electo gobernador constitucional en las elecciones que se verifiquen en virtud de la convocatoria que el expidiere. Esta disposición regirá siempre que las constituciones de los estados no prevean el caso”.

La observación 
El representante nacional de Morena, René Sánchez Galindo, reiteró que en Puebla se ha adoptado un modelo no republicano sin la división de poderes, toda vez que el órgano legislativo se ha convertido en una simple oficina de trámites del Poder Ejecutivo, que envía iniciativas que se aprueban sin una discusión.