El presidente Enrique Peña Nieto reconoció que las medidas anunciadas ayer para combatir la violencia y lograr un clima de seguridad y justicia representan una "ruta realmente desafiante", pero se comprometió a que las medidas anunciadas "realmente se materialicen, se vuelvan una realidad en beneficio de todos los mexicanos".

El Presidente admitió que algunos de los temas planteados ya habían sido postulados en el pasado, pero que ninguno se ha logrado materializar.

"Dejé muy claro que no habíamos tomado una ruta corta ni fácil, que era un proceso que comprometía el esfuerzo del gobierno, que varios de los temas que el día de ayer anuncié pudieran haber sido postulados en el pasado, se había debatido sobre ellos ya también, sin embargo, lo que es una realidad es que ninguno de estos elementos, ninguno de estos proyectos anunciados el día de ayer son una realidad, no se han materializado", dijo.

Al inaugurar el Hospital Nacional Homeopático en la ciudad de México, Peña Nieto aseguró que con el mensaje de ayer se está convocando a la participación de las fuerzas políticas, de la sociedad y sus representaciones para que aporten sus mejores elementos.

"Es claro que tenemos que acelerar el paso y en eso estamos comprometidos a hacer realidad, que no solo sea un postulado. Ese es el reto", dijo.

Fuente: Milenio