Es falso que haya un acuerdo para que el presidente auxiliar suplente de San Miguel Canoa tome el cargo que dejó Raúl Pérez Velázquez, al ser aprehendido, dijo Roció Pérez Pérez.

El gobierno declaró hace algunos días que ya hablaron con la comunidad y que la mayoría está de acuerdo en que el presidente auxiliar suplente asuma el cargo, “pero eso no es cierto, por eso los reto a que vayan a Canoa y que él mismo suba al suplente”.

Ante esas versiones, agregó Rocío Pérez Pérez, la comunidad está molesta y esa información publicada empeoró las cosas y hoy los habitantes están más enardecidos, “cómo es posible que estén diciendo algo que ellos no están diciendo, cuándo llegaron a nuestras casas a preguntarnos, cuándo llegaron a decirnos que estábamos de acuerdo, nosotros no aceptamos un suplente”.

En rueda de prensa, afirmó que la autoridad poblana cometió un error fatal al hacer circular esa versión y ese argumento le dio mayor credibilidad al movimiento de defensa social, “el problema es que a ellos les urge subir a un suplente”.

Lo que hace la autoridad poblana, dijo Rocío Pérez Pérez, es intentar sobornar al presidente auxiliar suplente, al que le ofrecieron 150 mil pesos, “pero con 150 mil pesos no van a vender a su pueblo, Moreno Valle si eres suficientemente hombrecito, ve a Canoa y habla con la comunidad y veremos si cierto”.

Si es verdad que la comunidad acepta al suplente, “yo le doy la mano al señor gobernador”, agregó, pero si es lo contrario, dijo que con los comentarios que está haciendo, tendrán que atenerse a las consecuencias.

Esta misma semana, agregó la hija del presidente auxiliar de San Miguel Canoa, realizarán una asamblea ciudadana, algo que pide la población, “porque están hartos que se sigan metiendo los señores Germán Pérez López o Flavio Flores que trae en su manos una pistola para amenazar a la gente.

Asimismo, reveló que son 5 personas que recorren la comunidad, encabezadas por la señora Helena Arce Arce, que anda en un coche rojo con un ministerial apuntando a la gente.

A esa señora, agregó, en una ocasión, los habitantes la persiguieron y por fortuna suya logró salir por la comunidad aledaña, “ellos están provocando y están buscando que mi gente los amedrente”.

En San Miguel Canoa, dijo, no están en la disposición de caer en su jueguito, por eso los hacen responsables de lo que llegue a pasar, “porque ya en una ocasión se metieron a un comedor público y las señoras golpearon a uno de los regidores, aunque el problema no llego a mayores, porque la gente se está controlando, “y esto que les digo no son palabras al aire”.

Intentan desaparecerlos
Por su parte, Javier Pérez Pérez, el hijo mayor de Raúl Pérez Velázquez, aseguró que la persecución en contra de su familia es creciente desde el pasado miércoles 26 de noviembre, porque a las 10:00 horas, en la entrada de Tlaxcalancingo un tracto-camión los embistió 2 veces, aunque solamente hubo daños materiales.

Además, reveló que en su casa, los vigilan permanentemente y son personas enviadas por Germán Pérez López, candidato perdedor del plebiscito, porque quiere tomar el cargo, por eso, reveló que los vigilan permanentemente, sacan fotos de la casa y de los carros.

El riesgo que encuentra es que puedan sufrir atentados o que les siembren algo, por eso, dijo que hace responsable al gobernador Rafael Moreno Valle,  de lo que llegue a sucederle a su esposa y a sus hijos.

“No habrá elecciones”
Roció Pérez Pérez lanzó una advertencia, si el gobierno no resuelve antes el conflicto de San Miguel Canoa, no permitirán que en esa comunidad haya elecciones federales.

La decisión que ya tomaron, aclaró, es que no dejarán entrar a ningún candidato y por lo tanto se van a evitar las votaciones, por eso, si no les hacen justicia, en Canoa no va a haber elecciones y que ningún candidato se atreva a pisar Canoa porque la comunidad no va a responder, “van a actuar conforme ellos quieran, porque los atropellos ya son demasiados”. 

Asimismo, dijo que “si realmente mi padre es culpable, para qué llegar a estos extremos, yo no le veo ningún sentido”.

Le fijan fianza 
Javier Pérez Pérez reveló que hace unas semanas interpusieron dos amparos y ahí le dijeron que tiene que pagar una fianza de 240 mil pesos, pero al día de hoy, todavía no sabe de qué se le acusa, pero ya le plantean una fianza.

Asimismo, reveló que el amparo es el número 1830/2014, pero tiene claro que no pueden pagar la fianza que le exigen, porque son personas de bajos recursos, “dónde voy a conseguir el dinero para pagar una fianza así, todavía no me entregan informe de lo que se me acusa y ya me fijan fianza”.