El rector de la UPAEP, Emilio José Baños Ardavín, aseguró que, tras los hechos lamentables de inseguridad y represión en contra de la sociedad, que se viven en la actualidad, es necesario el combate primordial, desde el Estado mexicano, contra la impunidad.

Consideró que mientras no haya instrumentos eficaces de transparencia y de apego a la ley, para revisar el ejercicio de la acción pública, “no vamos a avanzar”.

Por eso, dijo, es prioritario el combate a la impunidad, porque cuando no se realiza, las autoridades se encuentran con la insatisfacción y la frustración de parte de la sociedad.

Durante la entrega de reconocimientos a 47 estudiantes destacados en las áreas científicas, académicas y deportivas, el rector de esa institución dijo que, desde las universidades, en ningún momento se puede avalar o propiciar la violencia para resolver el deterioro, por más justificado que sea.

Por eso, dijo que la apuesta tiene que ser por las instituciones, para que el país tenga salidas viables.

Baños Ardavín afirmó que los hechos vandálicos de las últimas semanas, durante las marchas, son reprobables y no justificables; “en todo caso, obedecen a una lógica de anarquía y de violencia, que no compartimos”.
Deterioro e inequidad social
La situación que se vive en la actualidad, dijo Baños Ardavín, es de deterioro y de inequidad social para los jóvenes, por eso las instituciones deben plantear un modelo educativo que sea pertinente para cambiar la realidad que se vive.

Desde la UPAEP, afirmó, se buscan generar las condiciones para que los universitarios desarrollen sus capacidades al máximo, porque la Universidad se debe a la sociedad en su conjunto y a las vocaciones de la región.

Las carreras que se ofrecen, agregó, deben asegurar la pertinencia y las respuestas ante las problemáticas actuales, porque de los universitarios se espera hombres y mujeres verticales que enfrenten la realidad actual.
Por eso se busca que sean muy profesionales en cada una de sus disciplinas, que tenga la capacidad de hacer y realizar. “Por eso hoy reconocemos a los estudiantes que tengan algún logro en ciencia y tecnología”.

Replanteamiento de la vida política
Lo que se vive en la actualidad, afirmó el rector de esa casa de estudios, llama a un replanteamiento de la vida política de la actualidad, y particularmente del ejercicio de la autoridad, que si no tiene esos referentes, por muchas reformas que se hagan o por muchos decálogos que se presenten, no vamos a salir de esta situación.

En su mensaje, el rector de la UPAEP afirmó que tienen la responsabilidad de formar líderes que transformen la sociedad en que se desarrollan, por eso los logros y reconocimientos los hacen ver la capacidad realizadora que tienen.

Cuando los jóvenes se proponen algo, dijo Baños Ardavín, pueden aportar cosas grandes y, con ello, hacer el cambio y la diferencia que necesita la sociedad actual.

Con una juventud pensante, aseguró, se pueden lograr pequeños cambios sociales, pero también deben poner su talento al servicio de la sociedad, para impactar de manera más amplia. “Implica poner en juego lo máximo de sí mismos y hacerlo al servicio de los demás”.

Desde la UPAEP, afirmó, impulsan también el programa de emprendedores, con la finalidad de fomentar el empleo y el autoempleo, porque las universidades, la educación básica y media superior tienen una misión muy importante, que es coadyuvar en el desarrollo social.

Protestas sociales no pueden evitarse 
Ante el acoso que viven en la actualidad las organizaciones sociales y los activistas, el rector de la UPAEP, Emilio José Baños Ardavín, subrayó que las protestas sociales no se pueden evitar con órdenes de aprehensión.

Girar órdenes de aprehensión en contra de los líderes sociales y de algunas autoridades auxiliares del estado de Puebla, agregó el rector, no es la vía para la solución de los conflictos existentes, producto de la inconformidad ciudadana ante políticas impositivas del gobierno poblano.

En una sociedad democrática y moderna, afirmó Baños Ardavín, tiene que haber cabida para las manifestaciones públicas ordenadas, que no violenten los derechos de terceros, pero sobre todo que se puedan hacer escuchar las voces ciudadanas y puedan ser acogidas en las instancias que correspondan.

Y es que, desde su perspectiva, nadie puede abrogarse para sí mismo el ejercicio de la ley a capricho, porque el tema en la sociedad actual es realmente apegarse a la institucionalidad y la legalidad, pero de ninguna manera reprimir las manifestaciones sociales.

Institucionalidad sobre órdenes de aprehensión
Y más que apostar por las órdenes de aprehensión como las que se giraron en contra de Simitrio, líder de vendedores ambulantes de la organización 28 de Octubre y su familia, el rector de esa universidad pidió apostar por la institucionalidad.

Se debe exigir el Estado de Derecho, agregó Emilio José Baños Ardavín, y eso quiere decir el respeto a la ley y a los derechos humanos, elementos que no están contrapuestos y, más bien, tienen que ser armonizados de manera permanente a favor de la sociedad poblana.

En la vida pública actual, dijo Baños Ardavín, si existe algún exceso o un procedimiento fuera de la ley, todos los integrantes de la sociedad tienen que armonizarlos y fortalecerlos para asegurar el ejercicio justo apegado al proceso legal de la justicia.

Los liderazgos dentro de los organismos ciudadanos, agregó, tienen que fortalecerse, pero de la misma forma también se debe fortalecer la procuración de justicia y las comisiones de derechos humanos, que son las que deben velar por el Estado de Derecho y por los derechos elementales de los ciudadanos.

El camino adecuado para lograr ese respeto, dijo, es el fortalecimiento de las instituciones, para alcanzar un equilibrio que abone al estado de justicia y logre evitar los excesos que se presentan en la vida pública de la actualidad.

El apunte
La UPAEP presentó a los 47 estudiantes destacados en los rubros educativos, de ciencia y tecnología y deportivos, que ganaron certámenes académicos nacionales e internacionales, lo que representa un compromiso para impulsar el talento en los campos en que se desarrollan.