Por segundo vez en menos de una semana se utilizó la fuerza pública para aplicar la llamada “ley del Despojo” en la avenida de Las Torres, en donde que sin previo aviso autoridades toman posesión de inmuebles para demolerlos.

Los afectados denunciarán ante las comisiones de Derechos Humanos, luego de que en menos de 10 minutos algunos perdieron una inversión y trabajo —en algunos casos— de más de tres años.

La noche de este martes en la colonia Zapata se realizó un nuevo desalojo para la modernización y prolongación de avenida Las Torres, que conectará con el Periférico Ecológico.

Esta ocasión ingresó un grupo de granaderos de la Policía Estatal para resguardar un terreno de cerca de 4 mil metros cuadrados, donde fue demolido un inmueble de por lo menos seis locales comerciales.

El propietario David Gallegos, en entrevista con Intolerancia Diario, señaló que, sin notificación alguna, llegaron autoridades del gobierno estatal a desalojarlo de su domicilio la noche de este martes.

“Sólo me dijeron ‘venimos a desalojar’, que saque todas mis cosas, porque traían una orden del juez primero de lo civil que nunca me mostraron; me insistieron ‘si usted no saca sus cosas, vamos a sacar todo’.

”En lo que me decían, ya habían entrado a desalojar en un vivero y material de construcción”, dijo al relatar que en este terreno de 3 mil metros cuadrados hay un par de negociaciones que alquilaba.

Además, en este lugar también estaba su casa, de 200 metros cuadrados, en la que ha vivido más de 20 años, la cual empezó a ser demolida inmediatamente.

“Llevamos más de 20 años viviendo, es una propiedad o un ejido que tenemos en la familia desde mi bisabuelo, desde los años cuarenta”.

—¿Le han ofrecido algún pago?

—Ni siquiera me han dicho con quién dirigirme para algún pago.

Señaló que está dispuesto a negociar con las autoridades para que le sea pagada la propiedad conforme a derecho, pero si no lo hay, buscará por medio de la figura del amparo lograr recuperar algo.

Explicó que el pasado viernes él mismo sufrió una primera expropiación exprés en unos locales que tenía a tan sólo una calle de los que este martes fue despojado, en el que se demolieron seis locales comerciales y un templo religioso.

El despojo
Para Claudia, el viernes pasado fue de sorpresa, indignación e impotencia. Fue el día que vio cómo su patrimonio edificado en tres años se vino literalmente abajo con cada golpe de las pesadas máquinas contra la estructura donde una vez estuvo su negocio.

De este modo, sin ser propietaria, se convirtió en una de las víctimas de la “ley del Despojo”, en la que el gobierno del estado, sin previo aviso, puede quitar propiedades con la excusa de la utilidad pública de urgencia.

Claudia Aramburo alquilaba uno de los locales, donde desde hace tres años había invertido todo su patrimonio en la negociación.

Por medio de las redes sociales, denunció —con fotografías— cómo fue afectado su trabajo de más de tres años.

Ella tenía una pastelería de la franquicia Bonn Dessert, la cual quedó derruida sin previo aviso por las autoridades.

“(…) Vivimos una situación difícil porque fuimos desalojados de la pastelería sin previo aviso y sin notificación alguna ni de los dueños del local ni de ninguna autoridad”, señaló en su cuenta de Facebook.

“Llegaron alrededor de 20 granaderos, 50 trabajadores y 3 camiones de mudanza para sacarnos sin explicación alguna.

”Sólo que se expropió el terreno para obra pública y teníamos un par de horas para desocupar. Después de 3 horas, sin darnos tiempo para nada más entro una máquina y a derribar!!!!!”, continuó

“El esfuerzo de muchos años de trabajo para realizar esta inversión se acabó en 3 horas, y sin expectativas de recuperar algo. Nos dijeron los abogados, que se indemnizará únicamente al dueño del local, que a terceros no les compete.

”Así que muchas gracias al gobierno que ha pisoteado mis derechos humanos, me ha lanzado a la calle perdiendo parte de mi patrimonio, una fuente de ingreso para mi familia y ha dejado a 2 personas más desempleadas”, señaló molesta.

“Ya fui asesorada legalmente, efectivamente puedo demandar a los dueños (que están siendo más afectados que yo), pero en primer lugar necesito dinero para pagar un abogado y todo lo que resulte de entablar una demanda.

”Los dueños tienen la obligación de indemnizar los daños cuando a ellos se les pague. No sabemos cuando pueda ser eso.

”Fue una orden ejecutada por el gobierno para una obra pública, alguien cree que los dueños o yo le podemos ganar al gobierno????

”Si levantáremos un acta de denuncia en Derechos Humanos por el despojo, el mal trato, la prepotencia y el abuso de poder, y por supuesto seguiremos el caso en unión con el Sr. David Gallegos propietario del local.

”Lo hago público, porque deben de saber la verdad sobre algo que ha ocurrido tal vez muchas veces más.  Con un disculpe y decir que se pagará por los daños no es suficiente!!!!”, señaló en su cuenta de Facebook.

En su cuenta de la red social, muestra —con fotografías— el antes y después de su negocio, el cual ya no existe.

Como Claudia Aramburo, al menos cinco propietarios de locales y un templo religioso fueron desalojados, 10 minutos después de ser notificados de la aplicación de la Ley de Expropiación, para continuar la obra de la ampliación de la avenida Las Torres, en el municipio de San Andrés Cholula.

Los inmuebles se encontraban en el entronque la calle San Martinito y el kilómetro 4.5 de la carretera federal Puebla-Atlixco. Fueron demolidos la tarde de este viernes, mientras las autoridades estatales tomaron posesión de los terrenos de un área aproximada de 10 mil metros cuadrados cada uno.

David Gallegos Pérez, uno de los propietarios afectados, informó que personal del área jurídica del ayuntamiento de San Andrés Cholula y el notario número 5 le dieron a conocer el decreto de expropiación del predio.

Foto: @rochapress