El cabildo de la ciudad aprobó el punto de acuerdo para instalar reductores de velocidad en las vialidades recientemente relaminadas, además de calles secundarias y terciarias, con la finalidad de coadyuvar con la cultura vial que demanda la sociedad capitalina.
Los regidores, instruyeron a la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos del ayuntamiento de Puebla colocar reductores de velocidad, trabajo enfocado en garantizar una mejor seguridad para los peatones.
Se trata, aseguró, el regidor Francisco Xabier Albizuri Morett, presidente de la comisión de Infraestructura, de ofrecer una ciudad de mayor calidad para los peatones, sobre todo para el 80 por ciento de la población que no tiene vehículo.
Esa medida, fue aprobada por unanimidad de votos y se trata de un proyecto de solidaridad con los poblanos que no tienen automóvil, “se busca darles la seguridad de tránsito y tranquilidad en el cruce de las vialidades”.
El compromiso de la comuna, agregó, es evitar incidentes por la falta de los reductores de velocidad, en calles y avenidas donde el gobierno municipal recientemente realizó trabajos de pavimentación.
Albizuri Morett, agregó que “con base al reglamento que se está haciendo queremos que se coloquen reductores de velocidad que privilegian al peatón para que pueda cruzar la calle con mayor seguridad”.
Por su parte, Adán Domínguez Sánchez, afirmó que desde el cabildo, “estaremos dando a las personas que transitan y caminan para llegar a sus destinos, una mayor seguridad, esto es para cuidar al 80 por ciento de la población que no tienen vehículo”.
Asimismo, destacó que los reductores de velocidad, serán colocados principalmente en las inmediaciones de instituciones educativas, parques, centros comerciales, y hospitales.

Avalan código de ética para funcionarios municipales
En la sesión ordinaria de cabildo correspondiente al mes de diciembre, los regidores también aprobaron el nuevo código de ética para los funcionarios municipales.
Esa normatividad, reveló el regidor Oswaldo Jiménez López, está basada en la eficacia, la eficiencia y la transparencia que se requieren para impulsar un gobierno cercano a la población.
Pero además, dijo que contiene los principios de buen gobierno y la ley de los servidores públicos de la actualidad.
En el código de ética, agregó el regidor capitalino, se contempla una carta compromiso de los funcionarios municipales, donde aceptan adquirir como propio el código de ética.
En caso de no apegarse a esa disposición, aseguró, se aplicarán las sanciones establecida en la ley de funcionarios públicos, que se toma como un documento base para saber cómo deben conducirse en el servicio público.