La diputada Geraldine González Cervantes denunció un bloqueo a las iniciativas que ha presentado, además de cuestionar que la presidenta de la mesa directiva Sara Chilaca Martínez haya violado la Ley Orgánica del poder legislativo al permitir que hicieran observaciones al punto de acuerdo para otorgar un subsidio para el transporte a estudiantes de escasos recursos.

Durante la sesión del Congreso los diputados  morenovallistas por segunda semana consecutiva atacaron a la diputada verde-ecologista Geraldine González Cervantes, ahora encabezados por Cirilo Salas Hernández y Pablo Rodríguez Regordosa ante la complacencia de la presidenta de la mesa directiva que violó el artículo 146 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo.

De esta velada agresión también fueron parte los diputados priistas con su silencio cómplice.

La ley establece que no se pueden hacer objeciones o análisis a los puntos de acuerdo,  pero Chilaca Martínez dejó que la diputada de Compromiso por Puebla, Evelia Rodríguez hiciera le hiciera observaciones a Geraldine González.

El punto de acuerdo contemplaba la creación de un Programa Estatal de Subsidio de Transporte para Estudiantes que incluya como mínimo la implementación de transporte escolar y el otorgamiento de subsidios en dinero, vales o de manera electrónica a estudiantes destacados de bajos recursos de los niveles secundaria, media superior y superior, situación que molestó a los diputados.

La primera reacción fue por parte de la diputada María Evelia Rodríguez García quien subió de manera ilegal a la tribuna, se pronunció en contra de entregar un apoyo a los estudiantes de escasos recursos para que contaran un subsidio en el transporte público e indicó que no necesitan un peso más.

Haciendo alusiones personales la diputada de Compromiso por Puebla descalificó la propuesta de apoyar a los alumnos al indicar que con un peso más o un peso menos no se harán más ricos o pobres los estudiantes.

Geraldine González actuando conforme a la ley esperó hasta asuntos generales para responder las alusiones personales y advirtió que para nadie es un secreto la percepción ciudadana sobre el desempeño y en general el funcionamiento del servicio público en sus diferentes ámbitos  de ejercicio.

Puntualizó “lo anterior nos ubica, específicamente a la esfera legislativa dentro de los primeros lugares en desconfianza social”

Resaltó que la ley le permitía presentar una sinopsis del punto de acuerdo o iniciativa sin que sea criticada pero nuevamente se presentó un bloqueo a sus propuestas.