Aunque las enfermedades respiratorias se incrementan hasta en un 15 por ciento, durante la presente temporada de bajas temperaturas, el responsable de la clínica médica universitaria de la UPAEP, Narciso Morales López, aseguró que ese porcentaje que ya es alarmante, puede crecer hasta el 35 por ciento.
Y aunque agregó que el gobierno siempre procura implementar programas para que las personas tengan algún medio o recurso para enfrentar el frío, dijo que desafortunadamente, falta mucha cultura de la salud para entender la importancia de cuidarse.
Los problemas respiratorios, agregó el especialista, avanzan de manera importante y los pacientes, dejan pasar hasta 15 días para acudir a una consulta médica, lo que pone en riesgo la vida de las personas.
Hoy en día, ningún menor de edad debe fallecer a causa de las enfermedades respiratorias, agregó, por lo que las acciones preventivas son importantes para que los ciudadanos eviten las enfermedades.
Y es que las personas piensan que forzosamente les tiene que dar una enfermedad, agregó, por lo que aceptan lo que venga y no previenen, “cuando lo que deben hacer es evitar esas enfermedades, por todo lo que representan en las personas y en el entorno.

Hasta mil 200 pesos una consulta médica con receta
En rueda de prensa, reveló que una consulta médica con la receta correspondiente, representa un costo de hasta mil 200 pesos por persona, pero si no la libran en una primera visita, tienen que invertir otra cantidad igual para buscar estabilizar su salud.

En caso de presentarse complicaciones, reveló, los gastos son mayores, porque una enfermedad respiratoria extrema, necesita mayores atenciones y por lo tanto, los gastos se disparan.

Apostar más por la prevención que medidas paliativas
Morales López, dijo que la sociedad debe apostar más por la cultura de la prevención que por medidas paliativas como los programas gubernamentales de entrega de apoyos contra el frío.
Hay que trabajar más en las acciones preventivas en las escuelas, en los hogares y con las asociaciones de padres de familia, “la recomendación es dirigir la información a ciertos grupos que apoyen o difundan la prevención”.
Lo que recomendó, es que las personas recurran a las vacunas para evitar mayores riesgos de enfermedades respiratorias, pero también son importantes las reglas básicas de convivencia, como abrigarse de manera adecuada, cubrirse los órganos de contacto con el exterior y evitar cambios bruscos de temperatura.
En lo que deben tener cuidado, aclaró el responsable de la clínica médica universitaria, es en la ingesta de remedios caseros y de la automedicación, porque ambas acciones pueden resultar dañinas para el organismo y complicar el estado de salud de las personas.

Con cultura de prevención se pueden evitar programas asistenciales

El funcionario de la UPAEP, reconoció que puede llegar el momento en que las autoridades ya no tengan que aplicar programas asistenciales para combatir el frío, como entregar cobijas, suéteres y cobertores.
Se puede llegar a eso, afirmó, pero falta mucho para consolidar esa cultura de la salud, por lo que de entrada, dijo que es importante bajar mucha información, sobre todo en las zonas más desprotegidas y marginadas.
Es por eso, que se tiene que llevar a cabo las campañas permanentes para educar a los habitantes y con ello reducir la incidencia de enfermedades.