A finales de junio de este año, una fuerte lluvia en el municipio de Cuautlancingo rompió parcialmente el techo de lona del velódromo Salomón Jauli. A casi seis meses del incidente meteorológico, la lona no ha sido reparada. Las instalaciones deportivas se siguen utilizando de manera parcial, salvo el velódromo.

Aunque el personal que resguarda las instalaciones señala que a principios del próximo año el velódromo contará nuevamente con el techo que protege la pista de madera laminada, en los recorridos que Intolerancia Diario realizó a las instalaciones no se observa personal laborando.

La única novedad entre lo que sucedió en junio y principios de diciembre es que la lona rota ha sido quitada por completo. Pero frente al abandono que sufre la instalación de alto rendimiento para ciclistas, el gobierno del estado de Puebla le ha dado privilegio a otra zona de la ciudad. En la zona de Angelópolis, el gobierno de Puebla construyó una ciclopista de 3.5 km con un costo de 62 millones 465 mil pesos, que ha sido cuestionada por especialistas en movilidad urbana porque se trata de una ciclopista restringida para el turismo, lo mismo por los representantes populares en el Senado de la República, que han cuestionado el oneroso gasto en infraestructura para la ciclopista recreativa.

Los senadores priistas cuestionaron la construcción de la ciclopista, que tuvo un costo de 62 millones 465 mil pesos: la asignación de los recursos, que la obra se inauguró sin haberla concluido, la seguridad de la ciclopista y la ausencia de transparencia en la obra. Los senadores del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional presentaron un punto de acuerdo para exhortar al órgano de fiscalización superior del estado de Puebla a llevar a cabo las investigaciones correspondientes en relación a posibles irregularidades ocurridas en la asignación, ejercicio y destino de los recursos para la construcción del parque lineal y la ciclopista del bulevar Atlixcáyotl.

No obstante que se trata de dos visiones distintas del ciclismo, el abandono del velódromo contrasta con la lujosa ciclopista en la zona de Angelópolis.

El velódromo luce abandonado
Las instalaciones deportivas que costaron 135 millones de pesos del erario público se encuentran descuidadas y con visibles deterioros. La construcción de la pista de 250 metros fue realizada con madera laminada procedente de Finlandia, y corrió a cargo de la empresa Deportan.

Pero actualmente el velódromo está fuera de servicio, luego de que un fuerte aguacero desprendió la techumbre de la construcción deportiva. Unas cintas amarillas señalan que no se puede ingresar al velódromo.

Desde junio pasado, cuando se desprendió el techo del inmueble, los cicilistas se han dedicado a hacer ruta. La malla metálica del estacionamiento está rota. En el estacionamiento trasero de las instalaciones deportivas se encuentra una estación de monitoreo ambiental para medir la calidad del aire. Lo que llama la atención es que el estacionamiento de la instalación deportiva haya sido ocupado por tráileres de la empresa Supertrack.

Más de una docena de tráileres y cajas de tráileres se encuentran estacionadas en el inmueble. Parece estacionamiento. No se sabe si la empresa Supertrack hizo un acuerdo con el gobierno para utilizar un espacio público como estacionamiento.

Por la tarde, las actividades que se realizan son las de patinaje debido a que como ellos no utilizan el espacio del velódromo no les afecto la caída de la lona. Pero en el inmueble prácticamente no se práctica el ciclismo.

Los lunes, miércoles y viernes, niños y adolescentes asisten a los cursos y entrenamientos de hockey, patinaje de velocidad y patinaje artístico. Los sábados se práctica futbol americano; en años anteriores también había entrenamiento de tiro con arco y se concentraban en las instalaciones los seleccionados de tiro con arco.

La asociación de patinaje de Puebla ha obtenido distintos reconocimientos y premios. Recientemente, se realizó la Copa de la Federación Mexicana de Patines sobre Ruedas (Femepar) de InLine Hockey, patinaje artístico, carreras, roller hockey.

El repunte del ciclismo
El ciclismo en Puebla vivió un repunte en el último lustro, lejos yace el recuerdo de esa única medalla de plata en la Olimpiada Nacional de 2011 a las 20 en la edición 2014.

En la última Olimpiada Nacional, el ciclismo poblano destaca en la obtención de medallas, ésta fue una de las disciplina que entregó mejores resultados a Puebla, con 20 preseas: cinco de oro, ocho de plata y siete de bronce.

Las medallas áureas de Alejandro Manuel Resendez Landa, en contra reloj y en velocidad pura; Jessica Bonilla Escapite, en prueba por puntos y en persecución, y en equipos en la disciplina Madison, que, junto a los chicos y chicas que conquistaron plata y bronce, conformaban la piedra angular del cimiento de una fructífera historia que con la supuesta rehabilitación —que no se nota— del velódromo Salomón Jauli Dávila amenaza con pulverizarse.

En la edición 2013 de la Olimpiada Nacional, los ciclistas poblanos conquistaron dos medallas de oro, tres de plata y cuatro de bronce, para totalizar nueve preseas. 

Los trabajos para lograr que el ciclismo poblano figurara entre los principales contendientes a nivel nacional comenzaron a tomar forma en el 2012, con la Olimpiada Nacional. La justa fue el punto crítico para precisar que Puebla tendría un futuro prometedor a largo plazo. Los ciclistas en la justa del 2012 sumaron 10 medallas con una de oro, tres de plata y seis de bronce.

En el 2011, el ciclismo poblano sólo logró conseguir una medalla, y fue de plata.

***

La instalación que se construyó para ser una instalación de alto rendimiento deportivo se mantiene olvidada por las autoridades gubernamentales. Todavía durante la pasada gestión del medallista olímpico Manuel Youshimatz se intentó darle vida al velódromo con actividades de competencia nacional y hasta internacional.

En noviembre del 2011, al inicio de la actual administración estatal, se realizaron Seis Días de Pista en el velódromo del complejo deportivo de este municipio, engalanado con la presencia de la dos veces medallista panamericana en Guadalajara 2011, la sinaloense Daniela Gaxiola.

En dicha ocasión, Manuel Youshimatz Sotomayor, entonces director del Instituto Poblano del Deporte (Inpode), subrayó que la entidad cuenta con un magnífico escenario para la práctica del ciclismo y es necesario impulsarlo con eventos de calidad. “Estamos muy contentos de llevar a cabo por primera vez en esta ciudad los Seis Días de Pista, todo un espectáculo deportivo y musical”.

El directivo destacó la presencia de ciclistas de gran envergadura como Daniela Gaxiola, ganadora de dos medallas de plata en los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, así como de los seleccionados nacionales Teresa Casas y Luis Pulido.

A detalle 
El 19 de diciembre del 2010 se inauguró la obra deportiva a la que se le dio el nombre del extinto funcionario estatal y quien fuera legislador, Salomón Jauli. “Estas obras fueron diseñadas y promovidas en todo momento por Salomón Jauli Dávila y en ellas mantuvimos la idea de preparar a la juventud por medio de la educación y formarlos a través del deporte; entregamos estas dignas instalaciones para todos los ciclistas de la región”, apuntó el entonces gobernador Mario Marín, quien concluyó su discurso con la frase “Viva Puebla, viva Salomón Jauli”.