De manera unánime, el cabildo de la ciudad aprobó el presupuesto de egresos para el ejercicio fiscal 2015, por 4 mil 186 millones 961 mil 234 pesos.
El alcalde de la ciudad, Antonio Gali Fayad, aseguró que por primera vez, se transparentarán totalmente los recursos recibidos y podrán decirle a los ciudadanos en qué se gastará su dinero, aunque reconoció que el presupuesto con base a resultados, es perfectible.
El municipio de Puebla, dijo, es el ejemplo nacional de presentación de presupuestos basado en resultados, pero además, tiene el respaldo de la total transparencia en la aplicación de los recursos, por eso, afirmó que se trata de un presupuesto ejercido con total responsabilidad.
Los pasos dados por la presente administración, agregó el edil de la ciudad, se dan de cara a la sociedad y son históricos, por lo que existen las condiciones para entregar las mejores cuentas a los habitantes del municipio.
El presupuesto de egresos aprobado, aseguró el alcalde, será remitido al Congreso del Estado, para que se publique en el Diario Oficial del Estado de Puebla.

Presupuesto justo, equitativo y austero
Por su parte, el regidor Iván Galindo Castillejos, afirmó que el presupuesto de egresos para el ejercicio 2015 aprobado, es justo, equitativo y austero, pero además, dijo que desde la comisión de Patrimonio y Hacienda Pública municipal, cuidaron no engrosar el gasto corriente ni la burocracia.
Asimismo, dijo que no se creció ni un sólo pesos en pago de la nómina, por lo que esos recursos, fueron destinados directamente para el desarrollo social.
El compromiso de la comisión, agregó, es de respaldar las dependencias que respondan a las demandas que la ciudadanía exige de sus autoridades, por eso, afirmó que se trata de un presupuesto perfectible.
El cabildo, aseguró, fue meticuloso para que en el 2015, los programas sociales no se desvirtúen con el proceso electoral del 2015 y propuso que para ello, será importante la creación de comités técnicos para revisar la aplicación de los recursos.
Lo que destacó Galindo Castillejos, es que para el área de Comunicación Social, se hayan destinado 40 millones de pesos menos, en relación con el año pasado, recursos que deben ser enfocados al desarrollo social, que pasó de los 20 millones a los 120 millones de pesos.
Los regidores, aseguró, se comprometen a la observación estricta de cada peso contenido en el presupuesto de egresos 2015, porque son recursos de los poblanos, destinados para el desarrollo social.

Compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas
Asimismo, el regidor Ángel Trauwitz Echeguren, presidente de la comisión de Patrimonio y Hacienda Pública, afirmó que en los últimos años, se modifica la forma en que los ciudadanos perciben al gobierno.
Por lo anterior, la comuna deja muestra clara del compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas y con el presupuesto aprobado se materializa el esfuerzo del gobierno municipal de impulsar un modelo de presupuesto con base a resultados, para proveer los mejores servicios para la población.
Dentro de las innovaciones, afirmó Trauwitz Echeguren, el presupuesto 2015, contempla un fondo para contingencias, lo que brinda mayor certidumbre a los poblanos en condiciones de vulnerabilidad en caso de afectaciones por fenómenos naturales.

Se acabó la época de hacer su agosto
Asimismo, el regidor Zeferino Martínez Rodríguez, aseguró que el presupuesto aprobado, demuestra el espíritu del gobierno de la ciudad, de servir al pueblo, por lo que actúa con total transparencia.
Pero además, dijo que también permite construir la posibilidad que los funcionarios de segundo y tercer nivel entiendan que todos buscan la transparencia, “porque es molesto que algunos todavía no entiendan que la corrupción se tiene que ir terminando”.
Y es que denunció, dentro de la administración local, todavía hay quienes a trasmano, siguen haciendo su cosecha, hay quienes extorsionan en los comercios y en las colonias populares “y quieren hacer su agosto”.
Todavía hay gente, dijo, que no entiende esas cosas, por eso, destacó la importancia de crear más mecanismos de control, aunque el problema no es generalizado en todos los servidores públicos de la comuna.