María Gabriela Sierra Palacios fue electa, con 35 votos a favor, como nueva integrante de la Comisión de Acceso a la Información Pública; en tanto, la suplente será Graciela Miranda Blumenkron. Alexandra Corona Herrera obtuvo cero votos.

Durante la sesión del pleno, los diputados concluyeron el proceso de renovación de la CAIP, que tuvo un retraso de más de un mes y que generó cuestionamientos por la falta de transparencia.

En el caso de Gabriela Sierra Palacios, quien, de acuerdo a la convocatoria, debió separarse dos meses antes del cargo, el pasado lunes no supo responder cuándo solicitó licencia ante la dependencia.

La nueva comisionada, en entrevista tras rendir protesta ante el pleno, sostuvo que apoyará la transparencia y que las personas tengan derecho a conocerla información pública. Al ser cuestionada sobre los vínculos de los comisionados de la CAIP al haber sido funcionarios públicos, señaló que ella participó en un proceso basado en la ley, donde hubo una convocatoria.

El presidente de la Comisión de Transparencia, Marco Antonio Rodríguez Acosta, sostuvo que siempre se mantuvo la legalidad y la convocatoria se emitió en tiempo y forma, rechazando ilegalidades.

Los diputados Patricia Leal Islas y Jorge Aguilar Chedraui se excusaron para no votar, al reconocer que tuvieron una relación laboral con una de las aspirantes. El presidente de la Comisión de Transparencia, Marco Antonio Rodríguez Acosta, informó que la actual integrante de la Comisión de Acceso a la Información Pública (CAIP), Alexandra Herrera Corona, presentó su solicitud para reelegirse por un periodo más y se respetó el derecho a participar.

No obstante, reiteró que esta situación retrasó la publicación de la convocatoria correspondiente para este proceso. El diputado local manifestó que, en cumplimiento con lo establecido en la normativa, aprobaron la emisión del documento para abrir el procedimiento de recepción de propuestas, su valoración y elección del nuevo miembro de la CAIP.

Comparecencias en la opacidad
El pasado lunes 8 de diciembre, en medio de la opacidad y con el uso de personal de administración del Poder Legislativo, como guaruras, para acompañar a los aspirantes a comisionados a la CAIP, se llevaron las comparecencias, donde, en la transmisión, se bloqueó la señal para que no fuera pública la sesión de preguntas y respuestas.

Durante dos horas y media comparecieron María Monserrat Aguirre Barbosa, Alexandra Herrera Corona, Laura Elizabeth García González, Maria Gabriela Sierra Palacios, Graciela Miranda Blumenkron, Alexis Juárez Cao Romero y José Leonardo Corro Fernández, de ellos sólo uno aceptó sin problemas responder a los medios.

Los siete aspirantes a ocupar un lugar disponible en la Comisión para el Acceso a la Información Pública (CAIP) comparecieron ante los diputados que integran la Comisión de Transparencia del Congreso de Puebla, transmitiendo por aspirante sólo su exposición, pero el canal del Poder Legislativo bloqueó la señal a la hora de preguntas y respuestas.

Las comparecencias fueron a puerta cerrada, los diputados sólo permitieron que la prensa pudiera conocer los proyectos de los aspirantes a través de una pantalla que colocaron en un salón anexo, sin embargo, cortaron la transmisión en la sesión de preguntas y respuestas.

Un proceso cuestionado
El pasado 11 de noviembre, Rafael Hernández García Cano, representante de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información, advirtió que se ponía en situación de desigualdad a quienes quieran participar en el proceso de renovación, y se preveía que se lanzara una convocatoria a modo para favorecer a Alexandra Corona Herrera.

Indicó que el argumento de que tenía que hacerse un análisis legal sobre si se podía dar la reelección debió darse después de publicada la convocatoria, que, de acuerdo a la ley, tiene que salir en la tercera semana de octubre.

Hernández García Cano cuestionó que se diga que se está buscando una tercera opinión, cuando un órgano legislativo debe contar con los asesores jurídicos que deben dar un dictamen.

Expresó que de entrada está viciado el procedimiento de origen y, por lo tanto, en caso de que un tercero se sienta afectado, podrá recurrir a iniciar el amparo de la justicia federal e impugnar el procedimiento.

En tanto, Guillermo Noriega Esparza, de Colectivo por la Transparencia, dijo que el caso Puebla preocupa a nivel nacional toda vez que es un estado donde se ponen obstáculos para que se dé la transparencia. Dijo que van a apoyar a quienes sientan que se afectaron sus derechos, y presentarán la impugnación correspondiente.

El perfil
María Gabriela Sierra Palacios es licenciada en Administración de Empresas, y directora de Procesos y Mejora Continua de la Auditoría Superior del Estado (ASE).

Graciela Miranda Blumenkron es licenciada en Derecho y maestra en Derecho Fiscal. Es comisionada del Comité Ciudadano de Transparencia del ayuntamiento de Puebla.