Las autoridades chinas han prohibido que se cante o se toque el himno nacional en bodas, funerales o en centros comerciales, según han acordado el Partido Comunista Chino (PCCh) y el Consejo de Estado.

Según la norma, el himno debe cantarse en un contexto de etiqueta apropiado, ya que es un símbolo de la independencia nacional y de un país “fuerte y próspero”. Por eso, debe estar presente al inicio de celebraciones importantes, reuniones políticas y eventos diplomáticos o internacionales significativos.

Acontecimientos y escuelas

Otras ocasiones en las que se permite escuchar el himno nacional son el izado de bandera, acontecimientos deportivos relevantes y cuando los atletas chinos ganen competiciones internacionales, además de promocionarse en las escuelas, informa la agencia Xinhua.

En este sentido, los gobiernos locales deben supervisar las representaciones del himno y corregir las situaciones de etiqueta incorrecta, según la nueva norma.