El tradicional recorrido de la Antorcha Guadalupana no terminará este año en la Catedral de San Patricio, como tradicionalmente lo hacían desde hace 12 años.

Este es el primer evento de la Antorcha Guadalupana organizado por la Arquidiócesis de Nueva York junto a la organización Casa Puebla, dejando a lado a la Asociación Tepeyac, quien organizaba los festejos en la Catedral de San Patricio.

“Estas celebraciones se organizarán ahora en colaboración con la Oficina del Ministerio Hispano, el Comité Arquidiocesano de Nuestra Señora de Guadalupe y Casa Puebla Nueva York”, informó Wanda Vásquez, directora de la Oficina del Ministerio Hispano, al confirmar que concluyeron tratos con la Asociación Tepeyac, en un comunicado de prensa.

Por su parte, Joel Magallan, presidente de la Asociación Tepeyac, comentó que la misa de la Antorcha Guadalupana estaba programada con un año de anticipación, pero Casa Puebla, otra organización mexicana "se adjudicó la reservación".

"Es una falta de respeto. La reina de México merece entrar a San Patricio con el fuego de su pueblo", dijo el activista al informar que solicitó una audiencia con el cardenal Timothy Dolan para discutir el motivo de la negativa.

"Hasta ahora sólo hemos tenido conversación con los funcionarios para asuntos de la comunidad hispana", indicó. "La Arquidiócesis canceló la celebración con el argumento de que nuestra organización no es de perfil religioso".

"Debido a que la Asociación Tepeyac oficialmente no es una organización católica, la arquidiócesis ya no tendrá ninguna afiliación con esta organización. Además, todas las actividades asociadas con la Asociación de Tepeyac, en especial la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe en la Catedral de San Patricio, se han cancelado", señala el boletín de prensa.

Es preciso señalar que la arquidiócesis no explicó en su comunicado por qué acordó una colaboración con Casa Puebla, que tampoco es una organización religiosa.

Algunos fieles calificaron la decisión como una división de la comunidad mexicana. 

Rosa María Téllez, capitana de la Antorcha Guadalupana, dijo que "la decisión de la Arquidiócesis nos entristece profundamente. La fe guadalupana no pertenece a un grupo o a una catedral, es de todos los mexicanos".

Finalmente, Jaime Lucero, presidente de Casa Puebla, indicó que desde hace un año la arquidiócesis lo invitó a presidir el Comité Guadalupano y asumir la responsabilidad de la celebración.

"Desconozco la causa de la cancelación de los eventos y por qué terminó la colaboración entre la Asociación Tepeyac y la arquidiócesis. Es una pregunta que no puedo responder", señaló Lucero.

El arzobispo de la catedral de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, presidió una misa para recibir el "Fuego Nuevo" de la antorcha de Casa Puebla entre las 8 y las 10  de la mañana en Central Park y más tarde participó en una procesión a la Catedral de San Patricio. 

La carrera 

Esta carrera que inició en septiembre en México, promueve una reforma migratoria que traspase fronteras y reintegre familias, por ello el reciente anuncio del Presidente Obama sobre inmigración es un motivo más para celebrar la llegada de la Virgen a Nueva York.

Durante 82 días, cerca de 7 mil corredores atraviesan 9 estados de la República Mexicana y 14 de la costa este de Estados Unidos.

Ana Jennifer de la Fuente