Para combatir el robo de unidades y otros delitos en la capital poblana se inauguró esta tarde el Centro de Identificación Vehicular de la Procuraduría General de Justicia.

El inmueble se ubica en la colonia Lomas de San Miguel –carretera al Batán, en las inmediaciones del CERESO- y tuvo una inversión de 6 millones 790 mil pesos.

De acuerdo a un boletín de prensa el nuevo centro es parte de las estrategias gubernamentales para reforzar la inseguridad en la capital poblana y beneficiarán a un millón 854 mil habitantes del municipio de Puebla.

Las nuevas instalaciones comprenden un módulo de información, recepción, cajas, sala de espera, áreas de entrega de fichas, recepción de vehículos, de peritos, agencia del ministerio público, separos, sanitarios, área de revisión de autos, área de autos asegurados, áreas verdes y caseta de vigilancia.

Los trabajadores dispondrán de lo más avanzado en tecnología para identificar la procedencia y legalidad de vehículos, con lo cual se espera fomentar entre la sociedad, el hábito de corroborar que los vehículos no presenten irregularidades.