Debido a las malas condiciones laborales y la falta de pagos de salarios, empleados cerraron el verificentro ubicado en la zona de la Central Camionera de Puebla (CAPU).

Desde temprana hora de este lunes, los trabajadores señalaron que mantendrán cerrado el lugar, debido a un adeudo de un bono de 300 pesos prometido para diciembre y que no les han pagado.

El grupo de aproximadamente 20 empleados, acusó que trabajan jornadas de 12 horas diarias, de 8 de la mañana a 8 de la noche sin el pago correspondiente de horas extras, percibiendo solamente 4 mil pesos mensuales, es decir un pago quincenal de 2 mil pesos.

Asimismo aseguraron que no reciben ninguna prestación laboral de ley  como son los servicios médicos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o prestaciones como Infonavit, por lo que solicitaron a las autoridades estatales, pongan freno a la injusticia laboral.

Este es el tercer verificentro cerrado en menos de una semana, y segundo por abuso o explotación laboral, luego de que un establecimiento en Atlixco cerró por unas horas, también por falta del pago a los empleados, mientras que otra negociación fue cerrada por el corte de energía eléctrica por no pagar el servicio.

Para el medio día de este lunes, también se reportó otra anomalía en el verificentro del Bulevar Atlixco, donde se reporta falta de energía eléctrica, con ello que suman 2 centros cerrados de los 5 que hay en Puebla capital.