Con el objetivo de fortalecer el vínculo familiar de los internos, de tal manera que su proceso de reinserción a la sociedad sea más efectivo y rápido, se celebraron 8 matrimonios civiles y 3 registros de niños dentro del Centro de Readaptación Social (Cereso).

En su intervención, el director del Cereso, Juan Antonio Pastor Andrade calificó de especial el evento, que empezó a planearse desde el pasado mes de diciembre del 2014 “este tipo de acciones ayudan a congeniar a la sociedad, para que los internos  tengan una posibilidad de reintegrarse cuando salgan.”

Manifestó que el hecho de que los internos tengan un hogar, es un punto muy favorable en la decisión cuando les dan una libertad anticipada. ”La conservación del núcleo familiar es muy importante en las premisas de las preliberaciones”.

Por su parte, el edil, José Luis Galeazzi Berra felicitó a los internos y mencionó que los seres humanos necesitan de una protección y principalmente, de que compartan su vida con una pareja.

“Cuando uno se casa, lo hace para siempre. Uno de los elementos importantes es el perdón, Juan Pablo II decía no hay peor cárcel que un corazón que no perdona”, expresó.

Finalmente, indicó que será una campaña permanente para que los internos y sus familiares tengan las oportunidades para ser mejores personas.

En este evento estuvieron presentes Elvia María Silíceo de Galeazzi, Presidenta del DIF Municipal; Jorge Gutiérrez Ramos, Síndico Municipal; Esther Gonzalez Rodríguez, Secretaria del Ayuntamiento; Javier Machuca Vargas, Director General de Seguridad Pública y Gobernanza y Ricardo Joel Gonzales Martínez, encargado del Registro Civil.

Tome nota

El matrimonio es un contrato que brinda derechos y obligaciones a los contrayentes; mientras que, los registros o actas de Nacimiento, brinda certeza jurídica a los hijos.