Jorge Arraiga Adauta, de 35 años de edad, fue golpeado por vecinos de la Unidad Habitacional Agua Santa quienes además lo amarraron a un poste de luz, acusándolo de manosear a jóvenes y mujeres. 

Al momento de su detención ciudadana fue señalado por al menos 5 mujeres de ser quien las había atacado.

‎El sujeto de marras fue asegurado a petición de dos mujeres quienes dijeron que las venía siguiendo y lo identificaron cómo quien había manoseado a otras jóvenes.

Al momento que los vecinos lo amarraron a un poste varias de las presuntas afectadas lo identificaron como agresor, por lo que sus familiares dijeron que "lo iban a linchar" para darle un escarmiento, lo que provocó que la mañana del martes se movilizarán elementos de la Policía Municipal y del Estado que llegaron a rescatarlo.

Las afectadas dijeron que iban a proceder en contra del hoy detenido, por lo que a bordo de una patrulla fue trasladado a la Delegación del Ministerio Público de Delitos Sexuales, para que se iniciaran las investigaciones correspondientes y se realizará el señalamiento debido por parte de las víctimas.

Al momento de ser retenido Arriaga Aduata, llevaba una mochila y en esta su desayuno, él dijo que es vecino de la colonia San Ramón y que se dirigía a abordar su microbús cuando fue detenido y acusado de “tentón”.

Se dijo que en las próximas horas se dará a conocer la situación legal del detenido.