En un terreno de cultivo de la población de Amozoquillo de Palmar de Bravo apareció el cuerpo de un hombre de aproximados 30 años de edad que murió víctima de diversas torturas y que hasta el momento no ha sido identificado.
‎Los vecinos que hallaron el cuerpo dieron parte a la Policía Municipal para que el área fuera acordonada para que el agente del Ministerio Público diera inicio a las diligencias del levantamiento de cadáver del desconocido.
El occiso tenía una especie de torniquete en una de las piernas, solo llevaba puesta una trusa y se le apreciaban diversos tipos de lesiones. El cuerpo fue trasladado al anfiteatro del Panteón Municipal a fin de que el médico legista se hiciera cargo de la práctica de la necropsia.
‎Personal de la Policía Ministerial del Estado (PME), se entrevistaron con vecinos de la zona donde fue hallado el cuerpo para saber si alguien lo conocía y dijeron que ese hombre no era de por ahí, por lo que no se descarta que haya sido asesinato en otro lugar y abandonado ahí. 
El Ministerio Público y la Ministerial trabajan para conocer la identidad del desconocido.