La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA)  detectó el manejo inadecuado de 30 toneladas de Residuos Peligrosos (RP), entre los que destacan baterías usadas plomo-ácido, aceites y lubricantes gastados y desechos biológico-infecciosos, entre otros, situación  que derivó en el inicio de 14 procedimientos administrativos.

Dichas acciones se realizaron  en el marco del Tercer Operativo Nacional sobre  Transporte y Movimiento Transfronterizo de Materiales, Sustancias y Residuos Peligrosos del presente año, efectuado los días 26 y 27 de abril, el cual permitió verificar el manejo ambientalmente adecuado de un total de 21,605 toneladas de este tipo de sustancias y materiales.

Durante el Operativo encabezado  por la Subprocuraduría de Inspección Industrial de la PROFEPA  se verificaron un total de 4,443 unidades de transporte: 3,499  tráilers o camiones ubicados  en  los 59 puntos carreteros, así como 944  contenedores localizados en 19 aduanas, de las cuales 11  son fronterizas, 6 marítimas y 2 aeroportuarias.

El Operativo consiste en la verificación y vigilancia de movimientos transfronterizos de materiales, sustancias y residuos peligrosos. En esta ocasión  se revisaron 16,828 toneladas de materiales y sustancias peligrosas, así como  4,777 toneladas de RP.

Dentro de las actuaciones se detectó un vehículo con  10 troncos de pino sin corteza (morillos) con una longitud de 6.5 metros y 30 más de 2.5 metros, por lo que el operador fue puesto a disposición del Ministerio Público Federal (MPF), por no acreditar la legal procedencia de éstos.

En el Estado de Puebla, la Delegación realizó dos operativos, revisando 64 unidades que transportaban más de 300 toneladas de materiales y/o sustancias, sin que se hayan encontrado irregularidades graves.

El objetivo principal de los Operativos Nacionales es verificar que dichos residuos sean transportados con un manejo ambientalmente adecuado a lo largo y ancho del país, además de que los movimientos transfronterizos de éstos se hagan en apego a las obligaciones ambientales vigentes.

Durante este operativo se contó con el apoyo de elementos de las Policías Federal (PF), estatales y municipales; Administración General de Aduanas; y  elementos de Protección Civil.

También se tuvo el respaldo del personal  de las Secretarías de la Defensa Nacional (SEDENA),  Marina (SEMAR) y   Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (SAGARPA).

El trabajo coordinado entre todas las dependencias involucradas permite a la PROFEPA revisar simultáneamente, al menos 224 vehículos de carga por hora en los puntos carreteros ubicados en las 32 entidades del país; así como 48 contenedores de carga por hora en las 19 aduanas.

Con este tipo de acciones  la PROFEPA, Policía Federal, SEDENA y Policía estatal previenen a lo largo de 6, 400 km de carreteras  los comportamientos ilícitos, promoviendo el cumplimiento ambiental y evitando riegos a  la salud y al medio ambiente.