Once de las 22 unidades de la ruta Tlaxcalancingo-Nacozari ya se encuentran circulando con llenos completos, luego de que lograron ganar un amparo al gobierno morenovallista.

El 50 por ciento restante empezará a circular una vez que la Secretaría de Infraestructura y Transportes, otorgue los permisos tras una revisión de los vehículos.

El abogado Lucio Ramírez Corona, indicó que desde la semana pasada están circulando las primeras 11 concesiones que pasaron la revista vehicular y el reemplacamiento.

“Ahorita estamos en trámite de las otras concesiones que se quedaron los pobladores”, dijo al señalar que existen 34 requisitos de las autoridades estatales para poder ser transportista.

“Son trámites engorrosos, de plena burocracia, pero ya estamos en lo último para que nos aprueben los camiones que se van a usar y en un par de semanas ya podremos circular las 22 concesiones de manera normal.

Señaló que se tiene que respetar el cambio de derrotero o ruta, porque no pueden ir contra la ley de tránsito con las vueltas prohibidas a la izquierda por la línea 1 de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA).

“Las once unidades que tenemos van atascadas, tenemos todo el tiempo lleno. La gente se sigue enojando porque no hay suficientes camiones para abastecer”, reconoció.

“Van repletas siempre, desde Ciudad Judicial afortunadamente siempre van con pasaje, ni siquiera a la mitad, van llenas”, insistió.

“Es lógico porque es un transporte más barato, un transporte que ya conocían y toda la población luchó por esos camiones, sería absurdo que no lo usaran”, refirió.

Recordó que siguen cobrando los seis pesos que autoriza la Secretaría de Infraestructura y Transporte.

“Espero que en una o dos semanas ya circulen todos de manera normal, ya tenemos los camiones, los permisos, ya nada más falta que revisen los camiones que cumplan con los requerimientos”, dijo.

“Una vez que aprobemos la revista nos darán permisos provisionales lo que se hace el tarjetón y las placas”, señaló el litigante ganador del amparo.

Pobladores le ganan jurídicamente al RUTA y lo hechan 

Fue el 20 de abril cuando el Juzgado Sexto de distrito ordenó que las alimentadoras de la línea 1 de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) dejaran de circular en la junta auxiliar de Tlaxcalancingo.

Esto luego de que habitantes del lugar ganaran el amparo 1218/2013 al comprobar que no se cumplía con un servicio eficiente ni más económico.

Los quejosos demostraron ante el juez federal de amparo que las unidades alimentadoras representaban un mayor gasto que el servicio regular que antes se prestaba para la ruta Tlaxcalancingo – Nacozari.

El amparo se concedió luego de que el Juez determinara que el nuevo sistema de transporte no estaba protegiendo un derecho e imponía un servicio que no es ni más eficiente ni más barato.

Este juicio fue interpuesto únicamente por ciudadanos a través de mil 500 firmas a las que se unieron habitantes de San Antonio Cacalotepec y Santa Isabel Cholula.

Con el recurso concedido, el juez ordenó que todas las concesiones que se retiraron deberán regresar y las alimentadoras de RUTA deberán suspender operaciones.

Asimismo se dispuso que el derrotero Tlaxcalancingo-Nacozari volverá a contar con 22 concesiones.

A finales del 2014 se les negó el amparo, pero se interpuso una revisión que resultó favorable.