Otro ejecutado apareció en la ciudad de Puebla, ahora a un costado de la carretera estatal a Valsequillo en la población de San Baltazar Torija del municipio de Cuautinchán. Se trata de un hombre de entre 40 y 45 años de edad a quien amordazaron y le colocaron cinta canela en los ojos para dispararle a la cabeza.

‎Los vecinos de la zona donde fue hallado el cuerpo dieron parte al 066 para que primero acudieran paramédicos que revisaron el cuerpo, reportando que ya nada se podía hacer, que ya había fallecido.

El agente del Ministerio Público de Homicidios se presentó a la carretera a Valsequillo, a la altura de la población de San Baltazar Torija, a unos 20 metros de donde se encuentra la carretera, para dar inicio a las diligencias del levantamiento de cadáver del desconocido.

El hoy occiso llevaba puesto un pantalón de mezclilla de color azul, las bolsas las tenia de fuera, además tenía puesta una playera blanca, no llevaba zapatos, estaba amarrado de pies y manos, además de que le metieron un trapo de color azul en la boca.

El cuerpo del desconocido fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde el médico legista se hizo cargo de la práctica de la necropsia.

Elementos de la Policía Ministerial del Estado (PME), de la comandancia de homicidios, inició las investigaciones correspondientes.