Juan Jacinto, acompañado de su esposa, Micaela, ambos de apenas 22 años de edad, ven pasar las horas desde hace una semana, cuando nacieron sus gemelos, que, por nacer prematuros, permanecen internados en el Hospital de la Mujer, bajo vigilancia médica y en incubadora; desde entonces, no han regresado a su casa, un pequeño jacal en la Sierra Norte.
—¿De qué vives si no trabajas?
—Soy campesino, jornalero, pues ahorita no trabajo, me trae comida mi tía, unos guisitos que me tengo que ir comiendo poco a poco, al menos me ayuda con eso.
—¿Tu tía es de Puebla?
—No, es de Huejotzingo, por eso no puede venir diario, pero me ayuda mucho.
“Me dijeron los médicos que se están desarrollando bien, a lo mejor en un mes ya me los dan, pero tengo que esperar por cualquier cosa aquí afuera”, dijo en los momentos en que se repartía con su esposa un pollo en adobo, del día pasado.
El joven campesino duerme en una colchoneta, y su esposa, dentro de la pequeña tienda de campaña, pero sus primeros días de primer mes dormía sólo con los con unos cartones abajo. Sin embargo, la Dirección de Protección Civil municipal le regaló un cobertor y la colchoneta.
Informó que en este tiempo se ha dado cuenta de cuánta gente necesita de un albergue, ya que siempre está llenó el lugar, a grado tal que ya no hay sitios para poner tiendas de campaña.
“Estamos, haga de cuenta, como si fuéramos un gusanero, todos tirados aquí y allá, en la noche no se puede ni pasar, nada más dejamos un pasilllito para pasar“.

Morbilidad

Las madres adolescentes o mayores de 35 años se ubican como el sector de mayor riesgo de tener complicaciones durante el embarazo o el parto, que pueden causarles la muerte.
Las principales causas de morbilidad materna son, en orden de incidencia: la preeclampsia severa, hemorragia posparto, atonía uterina, infecciones y abortos sépticos provocados.
El año anterior se registraron 150 ingresos a terapia intensiva por preeclampsia al hospital de San Alejandro, del IMSS. Este padecimiento complica al embarazo y se caracteriza por edema (hinchazón), presencia de proteínas en la orina e hipertensión arterial.
Se registra con frecuencia en mujeres adolescentes o mayores de 35 años, las causas aún se desconocen, existen diversas teorías, la más reciente, dijo el especialista, es por inmunidad, el rechazo de la placenta al organismo de la mujer.
Según un estudio publicado en la gaceta parlamentaria del Congreso de la Unión, sobre mortalidad materna, refiere que el 75 por ciento de las muertes maternas en el país se concentran en 12 estados.
Puebla forma parte de dichas entidades y se sitúa en el cuarto lugar por tener la mayor incidencia de decesos relacionados con el embarazo.
El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) establece que la razón de mortalidad materna es uno de los indicadores que refleja el estado de salud y las condiciones de bienestar de la población de un país.
Asimismo, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) destaca que los principales factores asociados a la mortalidad materna son la pobreza, la desigualdad en el acceso a oportunidades para el desarrollo y la carencia de condiciones de cumplimiento de derechos de las mujeres y niños.

Estudios

Según por estudios de organizaciones no gubernamentales con las asignaciones presupuestales y las políticas de salud, en México sólo el 12 por ciento del personal de salud conoce las medidas específicas para atender urgencias obstétricas.
Además, hay insuficiente infraestructura, falta de mantenimiento en las instalaciones, insalubridad y mal manejo de los residuos biológicos infecciosos en hospitales y clínicas del sector público.
En Puebla proliferan las llamadas clínicas de maternidad, que por 2 mil hasta 7 mil pesos ofrecen paquetes "completos" que no garantizan en muchas ocasiones atención adecuada.
La Dirección de Regulación y Fomento Sanitario, de la Secretaría de Salud de Puebla, informó en 2010 que las faltas más graves se presentan en clínica privadas, aunque también en el IMSS y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado de Puebla (ISSSTEP).
El informe de la Comisión de Arbitraje Médico en el estado, publicado en 2006, notificó que hubo 893 inconformidades de pacientes por malos tratos o negligencia, la especialidad que generó más quejas entre los pacientes fue la de ginecobstetricia.
En 2007, de un total de 707 quejas, la misma especialidad ocupó el segundo lugar, además de que el 70 por ciento de la procedencia de inconformidades proviene del sector institucional, como IMSS, Secretaría de Salud e ISSSTEP.
La mayoría de las quejas se resolvieron a través de gestión inmediata y muy pocas veces se registran sanciones severas contra los médicos.
La Secretaría de Salud federal informó que en 2009 se registraron en México mil 229 muertes maternas, principalmente en nueve estados, entre ellos Puebla.
Hasta 86% de las muertes fueron en los mismos hospitales, como consecuencia de la falta de capacitación de los médicos para atender alguna emergencia obstétrica, según datos del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, de la SSA.
Las mujeres embarazadas no fallecen por falta de acceso a los servicios de salud, sino por la poca pericia de los médicos.